era

Era aquella publicitat per la Meseta Central d’un dels bancs “amics” que feia creïble allò de què “el Estado” vetllava pels interessos dels agricultors.

Era aquella sospita del sempitern frau del règim franquista acaparador, sense escrúpols però daurant la píndola, dels béns materials de la gent  treballadora del camp.

És, ara amb el temps, comprovar que la sospita formava part de la subtil realitat d’una de les facetes de l’Espanya negra ara, revelada gràcies a un article dins la xarxa, que entre altres coses diu:

“Se aprobó por medio del llamado Decreto-Ley de Ordenación Triguera y, obviamente al estar en plena Guerra Civil Española, sólo afectó de inicio al territorio controlado por los sublevados contra la República. Pero, como es bien sabido, la definitiva victoria franquista en la contienda, trajo consigo la implantación de una larga dictadura y, en lo que a nosotros nos atañe, la extensión del Servicio Nacional del Trigo (SNT) a toda España.

¿Qué significó el SNT? Pues ni más ni menos que la total intervención de la producción triguera por parte del Estado. Es decir, que los agricultores se vieron obligados por las sucesivas normativas no sólo a vender sus cosechas al Estado (completamente, con lo que se eliminó el libre mercado de trigo), sino que progresivamente las exigencias se irían incrementando, hasta el punto de obligarse a declarar bajo juramento las siembras y a precisar de unas guías especiales para el mero transporte del grano.

És l’enigma 47, de les fotos antigues, elucubrar sobre el lloc, els objectes o les persones que un dia motivaren fer anar la KODAK RETINETTE IA.

Afegeix un comentari

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *