Marlon Brando con Marcelino Camacho

En múltiples ocasiones Jaime Sartorius ha explicado que se organizó –estamos hablando de 1973— un viaje a los Estados Unidos para recabar solidaridad con los presos políticos españoles y la amnistía, y ya muy en concreto por la libertad de los detenidos del famoso proceso 1001. Jaime se entrevistó con personalidades y organizaciones a lo largo y ancho de aquel gran país.

Alguien le puso en contacto nada menos que con Marlon Brando. Este artistazo dijo: “Mire usted, me avisan con un mes de antelación, me presento en Madrid y acudiré al juicio de Marcelino Camacho. Y haré lo que ustedes me pidan. Tiene que ser con ese tiempo porque estoy muy liado en este asunto de la defensa de los indios… “.


¿Por qué no pudo venir el gran Marlon Brando al juicio? Porque el Tribunal de Orden Público fijó la fecha con sólo cinco días de antelación. En todo caso, ahí queda el detalle.

La sombra de Dalton Trumbo era alargada.

Publicado por Pepe Luis López Bulla en 21:57 No hay comentarios

 

Afegeix un comentari

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *