La comunitat científica reclama un REACH fort

En el marc de la discussió que estem tenint al Parlament Europeu en relació a la Directiva sobre substàncies químiques (REACH), la qual caldrà votar en la plenària de desembre (11 a 14 de desembre), apareix avui una informació molt rellevant segons la qual destacades personalitats de la comunitat científica reunides a  Madrid consideren que tal i com està plantejada actualment, la proposta de Directiva REACH no servirà per a protegir la ciutadania. L’ONG WWF/Adena, un dels promotors de la Campanya Detox, ha fet públic avui el següent comunicat en què ho expliquen (segueix…):

"Científicos líderes en disrupción endocrina temen que REACH no protegerá a los ciudadanos 

Madrid, el 21 de noviembre, 2006.? En estos últimos días de la negociación política para consensuar la nueva legislación europea sobre sustancias químicas (REACH), científicos europeos líderes – muy preocupados por el continuo debilitamiento de la propuesta – han dado la alarma, advirtiendo que un REACH debilitado será incapaz de proteger a los ciudadanos y al medio ambiente de las sustancias químicas  sintéticas más tóxicas.  

Tras analizar el texto de la propuesta actual de legislación REACH, los 38 científicos líderes y expertos en disrupción hormonal han firmado una carta en la que urgen sobre la necesidad de llegar a un marco legal REACH eficaz que considere también a los disruptores endocrinos. Recientemente, invitados por la Presidencia Europea finlandesa, los investigadores participaron en una conferencia en Helsinki para debatir sobre la amenaza que representan para la salud y el medio ambiente las sustancias químicas que alteran el sistema hormonal.  

Los científicos, destacados miembros de universidades europeas prestigiosas y de grupos de investigación en disrupción endocrina, destacaron su preocupación sobre la definición, inadecuada en la actual propuesta de normativa, referente a la combinación y los efectos mezclados de las substancias químicas que interfieren con el sistema hormonal. Tal como subrayan en la carta: ?Considerando que las sustancias químicas con propiedades de alteración hormonal pueden actuar conjuntamente de manera aditiva, es importante aplicar el principio de precaución, aún en substancias que aisladamente  parezcan no tener efectos dañinos serios a los niveles actuales de exposición.? 

El texto actual del Consejo requiere una evidencia científica demasiado alta antes de que los disruptores endocrinos puedan entrar en la fase de autorización (un procedimiento de control de las sustancias químicas más peligrosas bajo REACH). Concretamente, la base legal actualmente propuesta implicará que las autoridades nacionales no puedan actuar hasta que el daño haya ocurrido.  

Los científicas se oponen a esta definición ya que puede implicar consecuencias graves para la salud y el medio ambiente, e insisten que: ?Cuando haya evidencia científica de que una sustancia química tiene propiedades de disrupción hormonal, no debería ser necesario demostrar graves efectos para que dicha sustancia  entrara en el procedimiento de autorización?.  

En este mismo momento, el texto del Consejo especifica que no solo las sustancias químicas con propiedades de alterar el sistema hormonal sino, también, las sustancias químicas cancerígenas y tóxicas para la reproducción pueden continuar siendo comercializadas en el mercado aunque existan alternativas más seguras. Oponiéndose a este texto, los científicos concluyen que ?siempre cuando existan alternativas adecuadas más seguras a los disruptores endocrinos, aquellas sustancias deben ser sustituidas de manera obligatoria.? "

 Font foto: WWF/Adena

2 pensaments a “La comunitat científica reclama un REACH fort

  1. He anat a la pagina web de wwf/adena i no hi he trobat cap referencia. Pots posar el vincle a la font original (preferiblement amb mes detalls sobre qui signa, per fer-nos-en una idea)?
    Fa gracia aixo de ‘evidencia cientifica demasiado alta’….
    Gracies.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *