Els Papers de Santa Maria de Nassiu

EDUQUEU ELS XIQUETS I NO HAUREU DE CASTIGAR ELS HOMES (PITÀGORES)

24 d'agost de 2012
0 comentaris

Rescat? Ja era hora

      Acabe de llegir aquest article d’Herminio Huerta sobre el rescat. Si fins ara tenia algun dubte, considere que, a partir de la claredat de l’exposició de l’autor del text, ja no me’n queda cap. Solament m’agradaria saber què diuen els “fidels” del PP (sobretot del PPCV). Bona vesprada.

Con la actual prima de riesgo bordeando los 500 puntos, en los próximos dos años los intereses que pagaremos por la deuda van a superar los 16 millones de euros al día, 650.000 cada hora, cifra que no se puede permitir un país en recesión y con un nivel de paro del 24%. Las emisiones de bonos y letras del Tesoro en los 5 meses que quedan para final de año ascienden a 49.000 millones de euros (solamente 30.000 en octubre), a lo que hay que añadir la financiación del déficit de este ejercicio, así que parece indiscutible que hay pocas probabilidades de que España pueda colocar esa cifra en el mercado, lo que unido a los elevados intereses que les he mencionado, la conclusión no deja lugar a duda: “España pedirá el rescate en el mes de septiembre”.

Podríamos preguntarnos: si con la poca información de que disponemos ustedes y yo tenemos claro el rescate, ¿por qué el presidente del Gobierno espera tanto tiempo para pedirlo y así contribuir a disipar la incertidumbre para que llegue la tranquilidad y el sosiego a nuestra nación?… Les diré el porqué de este molondro. Miren ustedes, como el presidente no se ha decidido todavía a negociar un pacto de Estado con el resto de las formaciones políticas, si pide el rescate, aunque sea light, tiene que someterse a una moción de confianza y, aunque la supere, vendrá obligado a remodelar su Gobierno sustituyendo a los ministros económicos; de manera que éste es el motivo por el cual sigue deshojando la margarita. Además, el rescate de Europa lo obligará a reducir y reestructurar un 25% el peso de las tres administraciones públicas que están asfixiando nuestra economía, lo que supone privar a la clase política (a la que pertenece) de parte de sus privilegios y poltronas. Nunca hay que perder de vista que la actual estructura territorial del Estado se ha desarrollado para atender las exigencias de los propios políticos de todo signo para su beneficio directo y el de sus correligionarios.
Me consta que el Gobierno en estos días, dejándose llevar por el relax de agosto, está sopesando la posibilidad de que los 35.000 millones que pueden sobrar del rescate financiero a la banca se destinen a comprar deuda y evitar acudir a la petición del rescate estatal, pero, aun en el dudoso caso de que fuera posible, sería un remiendo temporal, ya que la cifra mínima que barajan los especialistas europeos para tener un poco de tranquilidad es de 150.000 millones de euros. 
Creo que el retraso está causando un mal importante a España. Cuanto primero se haga la petición más rapidez en ejecutar los recortes y las reformas estructurales que nos exigen y podremos iniciar la reactivación y el crecimiento de nuestra economía a base de crear estímulos como dar facilidades a los emprendedores para fomentar la creación de empresas y hacer que fluya de nuevo el crédito a pymes, autónomos y familias. Una vez reformados el Estado, las comunidades autónomas y las administraciones locales, se reducirá drásticamente el gasto y el despilfarro, por lo que es el momento de proceder a bajar los impuestos, como quiere hacer Monti en Italia, para que el sector privado tenga más recursos para consumir e invertir y de esta manera crear empleo. Cuanto más tarde el Gobierno en pedir la ayuda para comprar deuda soberana, más tardaremos en salir de la crisis y acabaremos más pobres.”

Els bassals
11.10.2011 | 6.34
RACISME I IMMIGRACIÓ
05.05.2008 | 6.50

Us ha agradat aquest article? Compartiu-lo!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc està protegit per reCAPTCHA i s’apliquen la política de privadesa i les condicions del servei de Google.