Els Papers de Santa Maria de Nassiu

EDUQUEU ELS XIQUETS I NO HAUREU DE CASTIGAR ELS HOMES (PITÀGORES)

PACO ASENSI – IN MEMORIAM, Antoni Signes

Nuestro amigo Paco Asensi falleció el día 19 de los corrientes a las 23 horas en el hospital La Fe en presencia de toda su familia que  a esas horas le estaban acompañando. Le deseamos un feliz y definitivo descanso, y a su familia  ofrecemos nuestra solidaridad más sincera  y nuestro sentido pésame…


Cuando pensamos en los amigos sabemos que siempre los tenemos ahí, aunque no nos veamos todos los días. Aunque pase mucho tiempo sin encontrarnos, sabemos que siempre los tenemos ahí, al alcance de la mano. Y creemos que siempre va a ser así. Por eso cuando llega el final de la vida queremos creer que los amigos van a seguir ahí, no desaparecen en la nada… Pues que así sea…!  Al menos, como mínimo, van a seguir ahí presentes en nuestro recuerdo.

Paco Asensi  ha sido uno de mis mejores amigos y es por eso que me cuesta tanto asimilar su desaparición (o su traslado). Siempre lo tuve ahí cuando lo necesité y siempre me tuvo ahí cuando él me necesitó. Ya desde nuestra juventud, en el colegio mayor de Sto. Tomás empezó nuestra amistad y nuestras coincidencias ideológicas. (Nunca agradeceremos bastante, Paco, la suerte de haber pasado por Sto.Tomás). Más tarde, en Banyeres de Mariola, siguieron nuestros encuentros. En los momentos críticos y difíciles de nuestras respectivas secularizaciones nos volvimos a encontrar y respaldamos nuestras propias decisiones, con entera libertad y sin ningún temor. A partir de esta nueva  y laica (tal vez sea mejor decir secular…?) existencia nuestros encuentros se hicieron más frecuentes, en las tertulias de los martes , en las comidas mensuales y en toda la serie de viajes efectuados con todos los compañeros/as.

De Paco Asensi  cabría reconocer, en primer lugar, que fue una persona buena que apetecía estar a su lado conviviendo, comentando y discutiendo. No solamente era una persona asequible, sino comprensiva y muy tolerante (en el sentido horizontal de la palabra). Pero Paco también fue un intelectual que para expresar sus ideas usó la escritura como medio. A pesar de que la vida de escritor la empezó a cierta edad aún llegó a escribir más de una docena de libros, a parte de los muchos artículos y reportajes publicados en varias revistas. Entre los libros publicados hemos de reseñar: “La sibila de Delfos”,” Sombras sobre el Vaticano”,”El diablo tiene nombre”, “El secreto de Sant’Angelo” y “Sangre”. En todos ellos hay una temática singular que sirve de común denominador: la denuncia de las incongruencias de la Iglesia Católica. Podríamos decir que este objetivo junto con la denuncia de las manipulaciones de los poderes públicos resumen el mensaje de toda su obra. No había cosa que le enervara más que las manipulaciones de los jerarcas de la iglesia cuando disfrazaban la doctrina que enseñaban, diciendo que era la palabra de Dios.

En las últimas semanas, cuando él ya era consciente de que su enfermedad no tenía remedio y se acercaba a su fin, se despertó en él  un ansia galopante de escribir, como si quisiera que no se quedara nada en el tintero. En Atrio, como en Nihil Obstat, en su Facebook y en su propio blog personal[i] aparecían sus continuos comentarios a la miscelánea de actualidad. Y siempre con el interés de evitar que nos den gato por liebre.

Antes de terminar, Paco, quisiera resaltar y agradecer la “sagesse” de la Providencia  al adelantarte la muerte unos minutos para evitar coincidencias  de aniversarios embarazosos del 20 de noviembre…

Paco, los que aquí quedamos, por el tiempo que sea, procuraremos por todos los medios a nuestro alcance, poner en práctica tus últimas palabras el día que te visitamos: “Que sigueu molt feliços”.
                                                                                                                      Antoni  Signes

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc està protegit per reCAPTCHA i s’apliquen la política de privadesa i les condicions del servei de Google.