Els Papers de Santa Maria de Nassiu

EDUQUEU ELS XIQUETS I NO HAUREU DE CASTIGAR ELS HOMES (PITÀGORES)

3 de gener de 2008
0 comentaris

M’ha cridat l’atenció aquest text de PÚBLICO

Cuidado con el bajón de las uvas

Cada vez más personas se declaran ‘antinavideñas’ y diseñan planes para evitar la depresión

DIEGO BARCALA – MADRID – 29/12/2007 21:45

¿Qué
haces en Nochevieja? Esa pregunta remata al antinavideño. Para él,
estas fechas no son un momento de reunión familiar, sino de separación.
No se come bien, sino en exceso. Los regalos dejan de emocionar para
ser un motivo de gasto excesivo. Llega el final de año y para muchos no
es el momento de recordar sino de añorar. La nostalgia y el mal rollo
familiar aparecen con las uvas. Incluso, ocurre todos los años. Es el
"blues" de Navidad o depresión navideña, como la definen los psicólogos
empeñados en caracterizar cada depresión. El objetivo es encontrar el
buen plan que evite el sufrimiento del antinavideño.

El entorno
del fin de año tampoco ayuda a superar la fobia. Nostalgia, ausencias y
constantes recuerdos de infancia. "Preparar las celebraciones, comprar
en lugares masificados o el encuentro con personas con las que estamos
obligados a compartir espacio pero que no soportamos", son las
características deprimentes que define el psicólogo Néstor Parrondo.

Ayudar en una ONG

El
malestar navideño, por suerte, es transitorio, según algunos
psicólogos. No sabemos si son las rebajas de enero la mejor ayuda a
superar el bajón, pero los especialistas coinciden en señalar que la
ansiedad desaparece con el final de las fiestas. La mejor terapia son
los amigos, las actividades constantes e incluso ayudar como voluntario
en una ONG. "Compartir con alguien nuestros sentimientos, con un
profesional o con una persona con un vínculo afectivo", aconseja
Parrondo.

La prevención escogida por muchos es el viaje que borre
el marrón. Casi uno de cada diez opta por esta vía para aparcar el
dichoso "blues". Una encuesta efectuada por el grupo hostelero
Hotelclub revela que sólo el 16% de sus encuestados vía Internet pasa
estas fiestas en familia. Las ofertas de viajes no engañan. Las islas
Canarias son uno de los destinos favoritos. Las principales páginas de
ofertas de viajes valoran dos noches al calor de Tenerife por 350 euros
por persona.

Ruptura familiar

Ni
cenar en familia, ni paz, ni concordia, ni fraternidad. Las Navidades
son, cada vez más, época de viajes y de ruptura familiar. A pesar de
que la teoría define estas fiestas como una época de congregación
familiar, los juzgados aseguran que es el segundo periodo donde más
rupturas matrimoniales se producen después del verano. Los divorcios en
enero aumentan un 30% respecto a otros meses. En el primer trimestre
del año se producen alrededor de 45.000 rupturas. Año nuevo, estructura
familiar nueva.

Y todo siempre rodeado de una gran comilona
regada con alcohol en abundancia. Nada ayuda al antinavideño. Algunos
utilizan la bebida como un camino hacia los sentimientos reprimidos.
"Puede que utilicen la comida y la bebida como una especie de
analgésico, para poder calmar la ansiedad que les produce las fiestas",
puntualiza Parrondo.

Total, un feliz año no tan feliz para algunos.

Alternativas a la cena y la fiesta de siempre

Tres ejemplos de planes antinavideños

"Estamos hartos del rollo fiesta con traje"

Juan P. tomará las uvas, dormirá y dejará la fiesta para la tarde del 1 de enero

Juan
P., madrileño de 21 años, ha decidido descartar por fin el plan
macrofiesta fin de año. Tomará las uvas, una copa cerca de casa y lo
más pronto posible, a dormir. Al día siguiente, a la una de la tarde
comienza su fiesta en el pabellón Madrid Arena de la Casa de Campo en
Madrid. "Estábamos hartos de la típica fiesta con el traje y esos
líos", explica. Por 45 euros, este joven amante de los festivales
acudirá a escuchar música electrónica durante once horas en el Space of
Sound. "Termina a las doce de la noche. Hay gente que empalmará desde
la cena, pero nosotros dormiremos antes de ir", habla sobre el plan
alternativo que ha escogido con sus amigos.

"Nueva York es más chulo en Navidad"

María José B. se va a Nueva York a correr la ‘San Silvestre’ local

El
plan de María José B., de 32 años, incluye viaje, diversión y deporte.
Hoy cogerá un avión para pasar el fin de año en Nueva York. Después de
cenar correrá la San Silvestre de la Gran Manzana. "La llaman también
la carrera de los borrachos porque en el abituallamiento puedes beber
agua o cava", explica. En total, 6,5 km. de fiesta entre miles de
personas disfrazadas corriendo por Central Park. "Normalmente cenamos
en familia en el pueblecito y la fiesta del pabellón, aunque un año
fuimos a la Puerta del Sol. No nos gustó nada. Muchos apretujones y la
gente demasiado pasada", compara. "Mejor faltar en Nochevieja que en
Navidad", acaba.


"Me quedo en casa para evitar movidas"

Manuel V. se acostará como una noche normal y no enviará ningún sms

Es
la peor noche para salir. "Si una cerveza cuesta 5 euros, ese día vale
10. Además, todo está a tope, hay muchos gritos y peleas". Por eso,
Manuel no entiende que gente que nunca va de fiesta, lo haga
precisamente en Nochevieja. "Encima, si no lo haces te miran raro",
lamenta este barcelonés de 40 años, que no enviará ningún sms porque no
tiene móvil. "Antes la gente se comía las uvas y brindaba con la
familia tranquilamente. Ahora, todos están esperando las campanadas
para correr a enviar mensajes". Manel tampoco comprende que la la gente
se "emperifolle" de un modo tan artificial. Por ello, y para evitar
movidas, se quedará en casa.


Us ha agradat aquest article? Compartiu-lo!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc està protegit per reCAPTCHA i s’apliquen la política de privadesa i les condicions del servei de Google.