Els Papers de Santa Maria de Nassiu

EDUQUEU ELS XIQUETS I NO HAUREU DE CASTIGAR ELS HOMES (PITÀGORES)

L’Arquebisbe de Múrcia, natural de Concentaina, José Antonio Reig Pla n’és responsable

Las brigadas católicas evangelizan en el centro
educativo

La directora de un instituto público murciano pedirá
explicaciones al obispo

ELPLURAL.COM

Las brigadas católicas de Murcia continúan campando a
sus anchas por la ciudad. Y en ocasiones lo hacen en contra de los deseos de la
ciudadanía. Si ya los enfermos de varios hospitales se negaron a escuchar las
palabras evangelizadoras de la Misión Joven, ahora la directora de un instituto
público piensa pedir explicaciones el obispo de Murcia, Juan Antonio Reig Pla,
por la irrupción de las brigadas católicas en el centro que ella dirige, tal y
como recoge 20 Minutos.

María Antonia Chirlaque es la directora del instituto
público Mariano Baquero de Murcia. Según Chirlaque “nos hablaron de una Misión
Joven que iba a entrar a clases a dar testimonio de fe y de vida, delante de las
profesoras de religión. Si nos llegan a decir que eran las brigadas católicas
que gritan aleluya no habríamos aceptado”.

Charlas en las
aulas

El Consejo Escolar del centro fue el que autorizó la entrada de
la Misión Joven en el instituto. Por eso “los profesores estamos consternados”,
explicó Chirlaque, “porque los chavales que iban a venir al instituto son los de
la parroquia de San Lorenzo”. Chirlaque también matizó que “de la misma forma
que no autoricé a un imán a dar una charla en este instituto porque es un centro
público, tampoco me parece bien que, disfrazado de testimonio de fe o de vida,
venga alguien a las aulas a hablar de otras cosas”.

Objetivo de las
brigadas

Las brigadas católicas fueron puestas en marcha con el objetivo fundamental
de lanzar su mensaje en contra del aborto, del matrimonio entre homosexuales y
de la utilización del preservativo
. Estas brigadas agrupan a 700 jóvenes de
toda Murcia, que continuarán en la calle con su mensaje evangelizador hasta el
próximo 13 de mayo.

Precedentes
Las brigadas católicas
protagonizaron recientemente un peculiar episodio. Durante la noche
del pasado sábado se echaron a la calle portando una cruz y recorrieron los
bares murcianos gritando “aleluya, aleluya”
. Al principio algunos ciudadanos
los tomaron por borrachos pero luego, al percatarse de quiénes eran, “se
quedaron bloqueados”, según sus propias palabras.

  1. hui de camí a la fira del llibre anava llegint un paperet i pel carrer Jaume Roig m’han parat dos dones.
    -la paz sea contigo.-ha dit una
    -venimos a traerte una buena notícia de parte de la iglesia– ha dit seguidament l’altra.
    -no, perdoneu. tinc pressa. – he encertat a dir, i he continuat a la
    meua marxa. Una bona notícia de part de l’esglèsia? No em digues que
    han decidit no cobrar per entrar a vore la Seu de València!!

    supose que las brigadas católicas deu ser una cosa aixina. però estes dones ja eren majors i serien més serenes.

    Per cert, molta gent a la fira del llibre. S’havia de notar que era diumenge i feia bon oratge!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc està protegit per reCAPTCHA i s’apliquen la política de privadesa i les condicions del servei de Google.