El futur immediat de Compromís. (EL MUNDO ed.Castelló 8/8/15)

Mucho se viene escuchando y especulando en las últimas semanas alrededor de un posible pacto entre Compromís y Podemos de cara a las elecciones Generales que tendrán lugar a final de año. La formación de Pablo Iglesias pierde fuelle conforme pasan las semanas y su cúpula de gurús y politólogos se apresura a cerrar pactos con diversas fuerzas de ámbito territorial a fin de amortiguar la caída en la medida de lo posible o asegurarse los votos que a otros les ha costado un esfuerzo de años consolidar. Así pués, mientras en Catalunya ya se ha conformado la coalición “Sí que es pot”, que aglutinaría al propio Podemos, a EUiA y a una ICV que ha sufrido importantes escisiones a nivel interno, en un principio de cara a las elecciones catalanas del 27S y con toda probabilidad también de con la vista puesta en las Generales; en el País Valenciano las miras están puestas en seguir tejiendo complicidades con la formación que obtuvo el crecimiento más espectacular en los comicios autonómicos y municipales del pasado mayo. En aquellas elecciones Podemos esperaba convertirse, como poco, en la tercera fuerza del arco político valenciano. Los resultados sin embargo catapultaron a la formación que lidera Mònica Oltra a conseguir más de 450.000 votos, por los apenas 250.000 de la formación que por estos lares ya encabezaba Antonio Montiel. Una decepción que sumada a los pobres resultados obtenidos en Andalucía y a la incesante caída en todas las encuestas que miden la intención de voto, ha llevado a un partido que aspiraba a revolucionar la política estatal y a convertirse (al menos cuantitativamente) en una especie de aquel PSOE que arrasó con todo en el año 82 a reflexionar, tanto en su posicionamiento político, como en su estrategia a corto y a medio plazo. No pueden ir solos, no es permisible seguir acumulando decepciones y hay que buscar socios a toda costa.

Por su parte Compromís ha consolidado un espacio propio en esta tierra donde cohabitan el Bloc, Iniciativa del País Valencià, Els Verds-Esquerra Ecologista y un sinfín de personas que se han ido sumando a la cooperativa política como adheridos o Gent de Compromís. Posiblemente gente que se siente identificada plenamente con todas las sensibilidades de ese proyecto común. Y es que el éxito radica precisamente en eso: en la transversalidad del proyecto. En un valencianismo progresista que siempre ha defendido la política hecha desde aquí y sin sumisiones a los partidos de corte estatal y que ha sido la primera voz que ha reclamado bien a las claras las mejoras en la financiación autonómica. En una fuerza que no ha dudado en señalar como de importante resulta el Corredor Mediterráneo para el futuro de nuestras pymes; o que, primero desde el municipalismo, y después desde Les Corts Valencianes, se ha destacado por luchar contra la corrupción y las redes clientelares que los populares han venido tejiendo durante más de veinte años. También ha sido, desde aquí, los primera formación en luchar contra los desahucios y proponer alternativas, en ponerse al lado de las víctimas del accidente del metro de Valencia, o al reclamar los derechos de las personas dependientes. Los que más fuerte protestaron en su día contra los barracones escolares o los que más se han destacado por reclamar una transparencia que los ciudadanos venían exigiendo a las instituciones y a la clase política.

Para consolidar un crecimiento que ha llevado prácticamente a triplicar los porcentajes obtenidos en 2011 es absolutamente necesario continuar haciendo política en clave valenciana, desde aquí y para la gente de aquí. Acudir a unas elecciones Generales de la mano de Podemos es una aventura de demasiado riesgo puesto que ni se va a producir una suma aritmética de votos, ni se van a poner en común una serie de sensibilidades, de maneras de entender el funcionamiento de las organizaciones políticas o de concebir nuestras peculiaridades, nuestras problemáticas y nuestras prioridades presentes y futuras. Nuestro marco político es el País Valenciano, su gente, sus estructuras, su financiación, su territorio, su lengua, o su identidad; y por ello somos muchísimos los militantes, los simpatizantes y los cargos orgánicos o institucionales, los que pensamos que ni es viable ni es conveniente ligar el futuro inmediato de la coalición a una formación de corte estatal y crecida al calor de las televisiones que tiene como objetivo primordial colocar a su líder en la Moncloa. Compromís no puede defraudar a su militancia ni a sus nuevos electores, y la independencia y la valencianidad del proyecto han de seguir siendo valores referenciales para la consolidación del proyecto a largo plazo.

Roger Mira fue Cabeza de lista de Compromís por Castellón en las Generales de 2011.

4 pensaments a “El futur immediat de Compromís. (EL MUNDO ed.Castelló 8/8/15)

  1. Retroenllaç: ¡NO AL PACTO CON PODEMOS! | Compromís Valencia

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *