La UE i la importació de fusta talada de manera il.legal

Ara fa uns díes em vaig fer ressò d’un informe de Greenpeace en què s’informava de l’entrada a la UE de fusta il.legal (vegeu A Future for Forests). De fet, la UE importa gairebé la meitat de la fusta amazònica la qual s’estima que en un 60-80% és talada de manera il.legal. Adjunto a continuació la pregunta que vaig fer sobre aquesta qüestió al Comissari de Medi Ambient, Stavros Dimas, així com la resposta que en vaig rebre.


Pregunta escrita de Raül Romeva i Rueda sobre Importación de madera ilegal en la UE


Según un informe de Greenpeace(1), es un fenómeno habitual la entrada de madera ilegal amazónica en la Unión Europea. De hecho, la Unión Europea importa casi la mitad de madera amazónica de la cual se estima que entre un 60 % y 80 % es talada de forma ilegal, y en un 90 % de forma no sostenible. Por ejemplo, en 2006, España importó 40 000 m3 de madera tropical brasileña, en un 86 %, del Estado de Pará, región asolada por la tala ilegal, la deforestación y la violencia. Según el informe, gran parte de esta madera fue proveída por empresas(2) que han sido multadas reiteradamente por actividades ilegales y corrupción relacionadas con la actividad maderera y tienen planes de gestión forestal cancelados. (segueix…)

 

En relación con dichas actividades de explotación maderera, el informe anual sobre bosques de la FAO en 2007.(3) muestra datos preocupantes sobre la creciente deforestación, cuyo primer paso es la tala. Además, explica que dicha deforestación provoca el 18 % del dióxido de carbono liberado a la atmósfera, puesto que a pesar de ocupar sólo un 7 % de la superficie terrestre, los bosques tropicales pueden almacenar grandes cantidades de CO2. La lucha contra la deforestación y el uso justo y sostenible de los recursos forestales del mundo es también la lucha contra el cambio climático. No hay que olvidar las consecuencias socioeconómicas de la deforestación y la sustitución de los bosques por actividades agrarias extensivas, que generan condiciones de precariedad extrema, semiesclavitud, personas desplazadas, extorsión, corrupción, conflictos y violencia, todo frente a una situación de desamparo institucional por parte de los más desfavorecidos.


A la vista del alto nivel de implicación y responsabilidad de la UE en esta actividad y dados los acuerdos de cooperación con países de la región como Brasil, ¿qué opinión tiene la Comisión sobre la actual situación de ilegalidad en el mercado maderero? ¿Cree que la UE cuenta con una legislación y unos instrumentos de control que garantizan que toda la madera que está presente en el mercado procede de fuentes legales y de bosques controlados? ¿Cree que el proceso FLEGT es suficiente para responder a los retos de la situación actual? ¿Qué mecanismos se han establecido, o piensan establecerse, para un control adecuado de las actividades en origen?

Notas:


1. Informe «Un futuro para nuestros bosques», http://www.greenpeace.org/international/press/reports/future-for-forests.

2. Las seis empresas citadas en el informe son: Madesa-Madeireira Satarém Ltda, Estância Alecrim, Pena Agro-Florestal Madeireira Ltda, Madeirerira Rancho da Cabocla Ltda, Industrial Madeireira Curuatinga y Tradelink Madeiras Ltda.

3. El informe de la FAO «Situación de los bosques del mundo» está disponible en:http://www.fao.org/forestry/site/sofo/es/.


Respuesta conjunta del Sr. Dimas en nombre de la Comisión
Preguntas escritas : E-2271/08 , E-2285/08


La Comisión considera que el planteamiento establecido en el Plan de Acción de 2003 sobre Aplicación de las Leyes, Gobernanza y Comercio Forestales (FLEGT) sigue siendo válido. Se ha demostrado que la iniciativa FLEGT ha reforzado el compromiso político en los países con los que está trabajando la Comisión, tanto aquellos que han celebrado un acuerdo voluntario de asociación como otros países, y que ha impulsado la participación de la sociedad civil y el sector privado, junto con los gobiernos, para enfrentarse a las verdaderas causas de la tala ilegal. A pesar de haberse producido avances firmes y constantes, fundamentales para el éxito a largo plazo de los acuerdos voluntarios de asociación y demás acciones de FLEGT, la Comisión reconoce que las negociaciones de esos acuerdos de asociación FLEGT se han desarrollado a un ritmo más lento de lo que algunos habían podido prever.

Los datos sobre el comercio ilícito de madera tropical son poco fiables por naturaleza y, por eso, no es posible afirmar si ese comercio ilícito ha aumentado o si se ha reducido. No obstante, la Comisión está financiando el programa FORAF (Observatorio de los bosques de África), con base en Kinshasa, que se espera ofrezca pronto información sobre el estado de los bosques africanos, especialmente en África Central, y mejore la detección de actividades de tala ilegal.


El Reglamento (CE) nº 2173/2005 del Consejo(1) proporciona un marco jurídico para que en la UE sólo pueda importarse desde países que han celebrado con la Comunidad Europea un acuerdo voluntario de asociación FLEGT madera con certificado de haber sido recogida legalmente. La Comisión, conforme al compromiso contraído en 2003, ha estado estudiando una serie de opciones para intensificar aún más los esfuerzos dirigidos a garantizar que sólo pueda entrar en el mercado europeo madera obtenida de forma legal, incluso desde países que no hayan firmado ningún acuerdo voluntario de asociación FLEGT.


Hay muchas razones para actuar contra la tala ilegal, entre ellas el cambio climático. Otro aspecto importante es que esa práctica arruina los esfuerzos que realizan los explotadores que actúan dentro de la legalidad para gestionar los bosques de una manera responsable. En este contexto, la Comisión admite que las iniciativas del sector privado pueden desempeñar un papel importante en la promoción del uso de madera recogida legalmente. No obstante, dado su carácter voluntario, las iniciativas de ese sector no llegan a todas partes y puede haber empresas que no quieran participar en ellas. Un ejemplo positivo de iniciativa empresarial es el Plan de Acción TTAP para el comercio de madera, que ayuda a los proveedores de Indonesia, Malasia, Camerún, Gabón, Congo-Brazzaville, China, Brasil y otras zonas de América Latina a suministrar madera obtenida legalmente al mercado de la UE.


La mayoría de los expertos coinciden en que la tala ilegal es sólo uno de los muchos factores de la deforestación, y que en la región amazónica, la transformación de bosques en tierras agrarias es, probablemente, la causa directa más importante de la deforestación, pues sólo parte de esa madera es objeto de comercio internacional. Es, pues, evidente que los acuerdos voluntarios de asociación FLEGT y otras medidas relacionadas con el comercio, por sí solos, no van a detener la deforestación, y que las medidas que se adopten para combatir el comercio asociado a la tala ilegal son un componente importante de la respuesta internacional.


Está claro que la UE no puede controlar directamente la tala (ilegal o no) en terceros países. Conforme al propósito expresado por la Comisión en su Programa Legislativo y de Trabajo para 2008, en la actualidad está estudiando una serie de propuestas para combatir la tala ilegal imponiendo condiciones a la comercialización de la madera y productos derivados en el mercado de la UE, con vistas a su posible adopción en un futuro próximo.


Notas:

1) Reglamento (CE) nº 2173/2005 del Consejo, de 20 de diciembre de 2005, relativo al establecimiento de un sistema de licencias FLEGT aplicable a las importaciones de madera en la Comunidad Europea, DO L 347 de 30.12.2005.

Foto: portada informe ‘A future for Forests’. Font: Greenpeace.

3 pensaments a “La UE i la importació de fusta talada de manera il.legal

  1. mmmh. no soc polític i ja em corretgiràs però les mesures per garantir que la fusta és legal són impossibles de dur a terme. Alemanya ja ho va intentar i els organismes internacionals l’hi van fotre una bona fuetada perquè al prohibir l’entrada de fusta ilegal estava violant el dret a lliure mercat…