El Sol de ben prop

Diumenge passat, el Levante-EMV va publicar una entrevista amb el físic solar Valentín Martínez Pillet, valencià, i que treballa a l’Instituto de Astrofísica de Canarias.

A banda que coordina els treballs del detector Imax que volarà en la missió Sunrise l’any que ve, de la qual ja us en parlaré, és el representant espanyol en la missió Solar Orbiter que s’aproximarà al Sol per estudiar-lo de prop.

El conec de fa temps i el seu entusiasme per explicar les coses es veu reflectit en l’entrevista.


El 2015, l’Agència Espacial Europea (ESA) llançarà una sonda amb un telescopi i  aparells de medició que es col·locarà en l’òrbita del Sol, prop de Mercuri, per a estudiar el més prop possible l’astre rei. Un repte científic i tecnològic descomunal la part espanyola del qual és responsabilitat del físic solar Valentín Martínez Pillet, un alacantí que dirigeix les investigacions de l’Instituto Astrofísico de Canarias (IAC).

Segueix …

Lo del calentamiento global parece una religión

En 2015, la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzará una sonda con un telescopio y aparatos de medición que se colocará en la órbita del Sol, cerca de Mercurio, para estudiar lo más cerca posible al astro rey. Un desafío científico y tecnológico descomunal cuya parte española es responsabilidad del físico solar Valentín Martínez Pillet, un alicantino que dirige las investigaciones del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC).

ROGELIO FENOLL -Con 44 años, usted forma parte del selecto club, apenas unos quince, de especialistas mundiales en manchas solares y magnetismo solar, un campo de la astrofísica que le ha permitido especializarse en misiones espaciales y le ha llevado a ser uno de los elegidos para la misión Solar Orbiter de la ESA,

¿en qué consiste esa misión?

-La ESA lanzó el satélite SOHO en 1995, que ha sido un éxito tre mendo. Todas las imágenes bonitas del Sol visto en ultravioleta, no la típica bola amarilla, vienen de SOHO. Pero había que dar un paso más. La ESA reunió a la comunidad de física solar y preguntó qué era lo siguiente y se pensó que debíamos acercarnos al Sol, entenderlo mejor cerca, con lo cual se hace todo más complejo porque si te acercas te calientas mucho. Los americanos tienen la misión Solar Pro que llegará a diez radio solares, Solar Orbiter llegará a 45, no es tan ambiciosa, pero los americanos no pueden tomar imagen del Sol, llegan tan cerca que un telescopio se quemaría, así que lo único que pueden hacer es medir in situ el plasma solar, las condiciones físicas allí. Solar Orbiter va a llegar hasta Mercurio y desde esa distancia podemos llevar un telescopio que tome imágenes, vamos a medir in situ pero también vamos a hacer imagen de la superficie.

-Llegar hasta Mercurio debe ser todo un reto tecnológico.

-Sí, Solar Orbiter irá a buscar Venus y la gravedad asistida lo impulsará hacia el Sol. Estará orbitando entre Mercurio y Venus. Ahora mismo es lo más vistoso en física solar, por la cantidad de dinero que necesitas. Poner un kilo de masa en un satélite cuesta un millón de euros, poner un kilo sobre Marte ya son diez.

-¿Va con retraso la misión?

-Es un reto tecnológico enorme y eso es lo que ha causado los retrasos. Los científicos decimos que nos queremos acercar al Sol y el ingeniero tiene que conseguir que sobreviva, pero si te acercas al Sol te quemas, y ese es el problema, hay que hacer un escudo protector y se lleva años investigando. Ahora creemos que ya sabemos hacerlo.

-¿Es el proyecto de su vida?

-Sí, con mucho. Salimos en 2017, tardamos tres años en llegar y luego son siete años la misión, con lo cual se termina en 2027 y mi jubilación es para 2030. El problema es Europa, que no da el mismo número de oportunidades a sus in vestigadores que EE UU. Allí, un investiga dor puede desarrollar dos o tres misiones en su vida, en Europa una y poco más, en EE UU se invierte más en I+D.

-¿Con esos plazos, cómo se vive en su profesión los conceptos éxito y fracaso, qué frustra ción estar décadas en un proyecto y que pueda irse al garete en un santiamén?

-Enorme, enorme, la respuesta final se la daré en 2020. En el espacio es así. La ingeniería de espacio es la más com plicada; los controles de calidad, la ingeniería de sistemas son muy complejos porque no te puedes permitir fallos, en tierra se corrigen, pero mira el Hubble, no comprobaron bien las aberraciones y estaba cegato, y el ridículo fue tan grande que NASA pagó unos astronautas para arreglarlo. Solar Orbiter como salga mal, salió mal. Pero yo he podido participar en dos grandes misiones, la otra es Sunrise: un globo estratosférico que lanzaremos desde el Polo Norte y donde hago el mismo instrumento que para Solar Orbiter, conceptualmente hablando, porque el instrumento en sí es distinto. Así que tengo antes una misión que me dará éxito o fracaso. Vamos a volar a 40 kilómetros un telescopio alemán de un metro de diámetro en una barcaza americana, con un globo americano y logística de lanzamiento NASA, que lleva dos instrumentos: uno pequeñito alemán y uno muy grande español que yo estoy dirigiendo ahora mismo: se llama IMaX y es un magnetógrafo para medir el campo magnético solar. Las oportunidades de hacer esto son muy pocas y hay que aprovecharlas muy bien. Así que en 2009 volaremos en el Polo Norte y en 2011 en el Polo Sur. Puede pasar de todo, es frontera de la ingeniería y la investigación y todo puede ir mal.

-¿Entonces investigar en España ya no es llorar?

-En absoluto, eso ya no es verdad y el que diga eso es un cínico, es que no quiere investigar. Eso cambió hace ya tiempo, otra cosa es si la financiación va en la dirección correcta, si el valor añadido de la investigación es el idóneo para la sociedad, cómo repercute, ahí podemos hablar mucho, pero la financiación en España está a nivel europeo. Podemos hablar del I+D+I, pero la investigación en sí está suficientemente financiada, hay dinero si eres competitivo, si te mueves, tienes capacidad de conseguir becarios y tienes incluso programas como el Ramón y Cajal. Hombre, siempre hay quejas, cosas que mejorar, la cantidad que España invierte en I+D está por debajo del promedio de Europa. Primero hay que trabajar y después ya nos quejaremos.

-¿En su caso hay una vocación desde muy pequeño, le gustaba mirar el firmamento o el Sol con un trozo de vidrio ámbar?

-No y sí, no miraba el Sol por que el Sol parecía algo aburrido, una bola amarilla que sale todos los días y se pone ahí, casi irrelevante. Lo que sí hacía era con ocho años mirar por la noches las estrellas con un telescopio con un amigo del colegio, Pascual Monllor. Hubo unaspecto romántico para hacer astrofísica pero lo que me interesaba era el Big Bang, el origen del Universo, los agujeros negros, todo lo que suena raro, es lo que te llama al principio, las cosas más clásicas, que también son frontera del conocimiento. A día de hoy, la Física Solar es la parte más física de la astrofísica, tenemos mucho menos margen para divagar.., sobre el Big Bang puedes decir prácticamente lo que quieras, puedes hacer cualquier teoría loca y nadie puede decirte que no porque no hay forma de demostrar que estás equivocado. En ciencia lo único que hacemos es demostrar las mentiras, hay quien se cree que la ciencia es sobre las verdades, no, no, la ciencia es sobre demostrar qué no es verdad, pero es tan difícil que puedes hacer prácticamente lo que quieras y quedarte toda tu vida haciendo teorías extrañas que nadie te va a demostrar que estás en lo falso, con lo cual tú sigues dándole a la bicicleta y, bueno, a lo mejor un día tiene sentido lo que dices, no se sabe cuándo, pero según vas llegando a cosas más cercanas como las galaxias, a medio interestelar, a las estrellas, al Sol, vas perdiendo margen de divagar, tienes que ir a cosas más concretas como la física que aplicamos al Sol, son teorías muy exactas y en ese sentido es muy satisfactorio para un físico.

-¿Qué misterios contiene el Sol. Siempre está ahí, nos da la vida, la fotosíntesis, etc, pero qué hay además de lo obvio?

-Es el objeto astrofísico que más simpacta en nuestras vidas, con mucho. Nuestra sociedad tecno lógica cada vez depende más de un montón de satélites que tenemos alrededor de la Tierra (GPS, comunicaciones, etc). En la Tierra estamos protegidos de todos los efectos solares por un escudo, pero los satélites están expuestos a todas las tormentas solares. El Sol tiene un ciclo de actividad de once años y en esos picos emite tormentas, plasma magnetizado que cuando llega a la Tierra interacciona con estos satélites y, en muchos casos, hay que apagarlos. Se nos pide que hagamos una predicción de cuándo va a llegar esta tormenta porque si no el satélite se va a cortocircuitar y a romper, se han perdido muchos satélites. En los países más nórdicos tienen las auroras boreales y eso significa interferencias electromagnética, corte de comunicaciones, apagones en ciudades y cuanto más al norte más ocurre. O los vuelos que van por los polos, las compañías aéreas nos piden si va a haber problemas en ciertas épocas cuando saben que ha habido una tormenta en el Sol; éstas tardan en llegar siete minutos, pero las partículas, las radicaciones, lo que más afecta, tarda dos o tres días, ese es el tiempo de que disponemos para predecir y avisar de las tormentas de cierta intensidad. Surge la necesidad de una meteorología espacial para la sociedad tecnológica y somos mucho peores, más nefastos, que los meteorólogos de la Tierra.

-¿Y cómo está ahora el Sol?

-Lleva 5.000 millones de años produciendo energía y le quedan 5.000 millones más, o sea que podemos estar tranquilos, pero antes dejaremos de estar en este planeta. Se va a expandir, a enfriar, pero al hacerse más grande emitirá más, pero lo que no sabe mos a día de hoy es si la Tierra va a verse dentro del Sol. Hasta ahora se creía que sí, que se convertirá en una gigante roja. Se hará grande y se tragará a Mercurio, a Venus, y pensamos que también la Tierra, los últimos cálculos dicen que llega casi hasta aquí, pero da igual, la vida en la Tierra será imposible ¿No estaremos aquí para verlo? Antes nos caerá un meteorito o se extinguirá la forma de vida en la Tierra tal y como la entendemos, o la extinguiremos nosotros por algún tipo de fiesta nuclear. Lo que seremos capaces en ese tiempo es de haber conquistado el Sistema Solar, de cargarnos la Tierra y de vivir en otro sitio, eso me lo creo más.

-¿Hay vida en el Universo?

-Segurísimo, debe estar lleno.

-¿Lo dice porque cree en ello o porque tiene alguna certeza?

– Porque me creo bastante vulgar y creo que la humanidad es muy vulgar. No hemos encontrado nada que nos diga que somos muy especiales. El Sol es una estrella vulgar, todas las estrellas cuando se forman dejan restos que forman planetas. ¿Por qué no va a haber vida? y no hablo de vida inteligente, sino de vida, algo basado en el carbono, algún tipo de bacteria. Se han encontrado moléculas complejas en el Universo, así que tiene que haber vida por todos lados. ¿Vida inteligente? Es un poco mas difícil pero diría también que tiene que haberla por todos los lados… si estuviera convencido de que somos muy especiales, de que Dios creó una especie de Adán y Eva a su ima gen y semejanza… pero como creo que fue un proceso de azar, de la evolución de la materia en el Universo que ha ocurrido aquí y que ha ocurrido en todos los lados. Debemos de ser muy vulgares, muy fáciles de reproducir y el universo debe estar lleno de vida e incluso de vida inteligente, estoy convencido. Pero aunque pueda haber vida, la comunicación entre civilizaciones es muy difícil, el problema es que las distancias son enormes y la velocidad más rápida que podemos en tender, la velocidad de la luz, es muy lenta, con lo cual es una penalización enorme viajar a otro sitio, incluso dentro de la galaxia.

-¿El debate ciencia Dios está muy presente en su trabajo?

-No, no lo plantea nadie, somos conscientes del debate, a veces participas más o menos, pero en el día a día no.

-¿Hay alguna relación entre el Sol y el calentamiento global?

-El Sol no es la causa del calen tamiento durante los últimos treinta años porque el Sol no ha cambiado apreciablemente. Me da un poco de miedo lo del calentamiento global, a veces parece una religión. Si el calentamiento es verdad y es una verdad absoluta que no se puede demostrar que es falso, no es ciencia. Hay que ser críticos, escépticos ante todo. La temperatura ha aumentado un grado en unos 80 años, y eso es muy rápido, coincide con el aumento de emisión de CO2 por parte de la humanidad. La relación directa entre una cosa y otra es parte de lo que hay que estudiar, aquí no hay verdades absolutas. Ese CO2 tiene una química muy compleja en la atmósfera, una interacción complicada con los océanos y no solo emitimos CO2 también vapor de agua y no tenemos ni idea de qué le pasa al vapor y eso es parte de la investigación. Es verdad que emitimos más CO2 , CO2 que por otra parte ya estaba en la atmósfera. Fíjate que originariamente el CO2 que había en la atmósfera lo chuparon las plantas durante el carbonífero, se murieron, se con virtieron en petróleo, y ahora quemamos el petróleo y soltamos el CO2.
Estamos devolviendo a la atmósfera el CO2 que tenía originalmente. La relación de todo eso hay que dejarla a los científicos para que investiguen y empieza a haber demasiada gente que no son científicos hablando de este tema, muy en concreto Al Gore. Manuel Toharia lo da dicho claro, hay que separar lo que es ciencia y debate político. No hay nada sagrado en ciencia, este mes en «Nature» sale una noticia de científicos, climatólogos de reputado prestigio, que dicen que se va a enfriar parte del planeta.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *