Euskal Herria Nabarra da

Durant molts anys l’esquerra abertzale ha propugnat la unitat dels set territoris històrics euskalduns sota la denominació d’Euskal Herria, que ha desplaçat la històrica noció d’Euskadi identificada actualment amb els límits de la Comunitat Autònoma Basca. La consigna euskaldun front al secessionisme navarrista espanyol i antibasc era “Nafarroa Euskadi da”.

Des de fa una dècada més o menys, entitats com Nabarralde i ara aqueixa formació política patriòtica independentista denominada Libertate Nafarra proposen adoptar el nom de Navarra per a identificar el conjunt de tota la nació basca. Pel seu caràcter sintètic reprodueix el comunicat que en data 5 d’aqueix mes de gener ha emès l’esmentat partit que porta per títol: “Euskal Herria Nabarra da”:

“Desde el punto de vista estatal independiente contemporáneo, es decir, jurídico-político, jurisdiccional, territorial, internacional e histórico, la realidad es que la comunidad etno-lingüística o Euskal Herria forma parte de Navarra. No son conceptos contradictorios ni opuestos, sino complementarios.

¿Qué independentista puede renegar del nombre de Navarra, su madre patria conquistada? ¿Crees, con sinceridad, que existe la más mínima posibilidad de lograr la independencia, en base exclusivamente a la comunidad lingüística de Euskal Herria? ¿No crees que el núcleo sólido o punto de inicio de la recuperación de la independencia, aquí, es la existencia de una sociedad civil y política, plural, diferenciada y conquistada de continuo, haciendo abstracción de sus evidentes componentes identitarios? ¿Crees que se puede iniciar el camino de la independencia sin tener muy presente que el sujeto activo de la andadura es la propia sociedad conquistada, plural e intercultural? ¿Crees que es posible asegurar el futuro y los derechos de la comunidad lingüística de Euskal Herria sin haber recuperado la independencia de su propio Estado Navarro?

¿Puede ser nacionalista quien se vale de la conquista continuada de Navarra, aunque sea tácitamente, para luego renunciar a la propia nación independiente e inventarse la construcción de otra nación de base lingüística ex novo? ¿Es independentista quien obvia, oculta y niega, el nombre de Navarra, que es el de la sociedad y el del territorio donde habita, a pesar de estar siendo conquistado y dividido continuamente por las naciones conquistadoras dominantes que son España y Francia? ¿Es independentista quien sustituye el nombre de su patria conquistada por el nombre de su comunidad lingüística minorizada? ¿Es independentista quien opone el nombre de su comunidad lingüística al de su Estado propio conquistado? ¿Es independentista quien no quiere reconocer la complementariedad de Navarra y Euskal Herria? ¿Es independentista quien se niega a reconocer el Estado propio de Navarra? ¿Es independentista quien no quiere ver que Navarra es el Estado de la comunidad lingüística vasca?

Confundir el diferente significado de ambos nombres pertenecientes a la misma sociedad, o país, solo favorece a sus enemigos, a los conquistadores continuados que quieren que esta ciudadanía no recupere su libertad y su cultura. Tan grave es reemplazar el significado etno-lingüístico de Euskal Herria por Navarra, como el contenido jurídico-político e histórico de Navarra por Euskal Herria. Se trata de hablar con propiedad.

Euskal Herria Nabarra barrenean dago.”

Post Scriptum, 3 de juny del 2017.

Avui hi ha hagut a Pamplona una manifestació en pro de la bandera navarra com a únic símbol de Nafarroa (és a dir per excloure la basca) de caràcter espanyolista que ha aplegat al voltant de vint mil persones. El proppassat 30 de març el Parlament navarrès va derogar la Ley Foral 24/2003, de Símbolos de Navarra per tal de permetre també l’exhibició institucional de la bandera basca. És un acte que forma part d’una estratègia reaccionària contra tota mena de projectes polític compartits pel conjunt de territoris euskalduns en nom, precisament, de la denominació històrica que els va institucionalitzar. El foralisme navarrès avui és una variant del regionalisme malgrat canti Mikel Laboa o apel·li a les poesies de Gabriel Aresti, referents de la identitat negada pel supremacisme espanyol que vol clivellar el conjunt basc-navarrès a qualsevol preu, com ja va fer el 18 de juliol del 1936.

Post Scriptum, 4 de juny del 2017.

És clarificador l’editorial del diari Notícias de Navarra sobre la manifestació d’ahir: “La bandera como excusa“:

Es lo que tienen las manifestaciones convocadas con fines maliciosos y tratando de esconder el objetivo real que las impulsa: acaban desvelando quién está detrás y los fines que persiguen. Ya está repetido un centenar de veces que esa llamada al reclamo de la defensa de la bandera de Navarra no era sino un burdo intento de atacar al Gobierno del cambio. Una manera de meter ruido en la calle -apelando a los buenos sentimientos de muchos navarros y navarras bajo añagazas- intentando minar y desgastar la imagen de un Ejecutivo cuya gestión, por otro lado, comienza a verse refrendada por los numerosos datos positivos en lo económico y por las acciones emprendidas en materia social después de años de recortes. Todo ello, además, soportando el pesado lastre que dejó la funesta gestión de UPN al frente del Gobierno.

En realidad, a la sombra de una bandera que representa y acoge a todos los ciudadanos de esta tierra, y cuya única amenaza cierta es su utilización sectaria y la manipulación interesada, muchos de los convocantes y participantes encontraron barra libre para quitarse las caretas. Así, lejos de los argumentos expuestos en origen por los convocantes, hubo entre los asistentes apelaciones a la unidad de España, alegatos contra la euskaldunización de la Comunidad Foral, referencias a la guerra del 36, llamadas para derrotar al separatismo, agitación de banderas anacrónicas (pero que delataba a quien las sostenía) y exclamaciones del tipo “Navarra no está en venta…”. ¿Dónde queda la bandera roja dentro de esos mensajes apocalípticos tan del gusto del líder de UPN…?

Los regionalistas movilizaron a sus fieles y hoy sacan músculo gracias también a la contribución del PP (que impugna las leyes que emanan del Parlamento foral), Ciudadanos (acérrimos opositores de los fueros) y a la participación estelar del PSN. Sería interesante conocer la opinión de su secretario general, Pedro Sánchez, al ver a su gente de la dirección regional dando aire a sus adversarios políticos y alineados en la convocatoria junto a grupos ultra. Hoy, la bandera de Navarra, la supuestamente amenazada, seguirá ondeando en ayuntamientos y presente en el sentimiento de miles y miles de navarros que no acudieron a la manifestación-trampa de ayer, gentes que apuestan por una Navarra plural, sin exclusiones y en la que caben todos.

Afegeix un comentari

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *