Entrevista publicada a “Alasbarricadas” sobre el #llibrenegre

http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/41469

Los dos inconformismos. Entrevista a Jordi Martí sobre las confluencias entre anarquismo e independentismo en Catalunya

Entrevistamos a Jordi Martí Font, compañero de las comarcas de Tarragona. Es filólogo de formación y maestro de secundaria de profesión. Ha pasado por todo tipo de colectivos sociales en su larga actividad militante pasando por CGT, sus programas en las radios libres, ateneos libertarios o casales independentistas hasta incluso formar parte de la CUP de Tarragona, donde incluso ha sido regidor. Como editor y escritor – por no comentar otras facetas suyas como la musical – ha participado en numerosísimos proyectos (en papel y en digital) del ámbito libertario y de los movimientos sociales.

Ha publicado unos 8 o 9 libros de los que nos ha llamado la atención «El Llibre Negre». Se trata de una antología de textos libertarios que tratan sobre la liberación nacional. Conversaremos con Jordi Martí sobre esto y sobre algunos aspectos de su militancia político-social aprovechando la polémica sobre las elecciones desatada últimamente en nuestros entornos, dado que a diferencia con otros casos su institucionalización ha sido plenamente consciente y sin romper con lo libertario.

ALB Noticias.- ¿Qué nos puedes comentar del Llibre Negre? ¿Por qué dos volúmenes? ¿Hay tanto material escrito?

Jordi.- De hecho serán tres volúmenes, el primero de 1843 a 1939, el segundo de 1940 a 1999 y el tercero hasta 2017. Hay muchísimos más textos de los que yo he recogido aquí y con el tiempo tendremos que darles luz y aire. Éste es el trabajo de una sola persona y puede y debe crecer mucho más. En muchos de los apuntes que he hecho ya digo que publico uno solo de los artículos que he encontrado. Por ejemplo, el 8 de julio de 1904, en la revista republicana «La Tralla», empezó un debate alucinante sobre si los catalanistas podían ser anarquistas o si cabía el anarquismo en el catalanismo. Hubo decenas de participantes de los cuales yo recojo sólo dos. Si se publicara todo lo que hay harían falta muchas más de 1.200 páginas que son las que tendrán los tres volúmenes.

ALB Noticias.- El primer volumen comienza en 1842, es decir, antes que el propio anarquismo. ¿Cuáles son los orígenes de este magma anarquista de liberación nacional?

JMF- Si bien la historiografía del anarquismo cita el Congreso Obrero de Barcelona de 1870 como inicio del anarquismo en el Estado español (yo no creo en el “profeta” Fanelli como desencadenante del anarquismo en el Estado español), es bien cierto que la fuerza que el internacionalismo cobró en poco tiempo a partir de aquella fecha tiene unos precedentes amplios y diversos, desde los icarianos seguidores de Etienne Cabet, como Abdó Terrades, que abre el volumen con una canción republicana federal, «La Campana», uno de los himnos que todas las izquierdas catalanas cantaban en 1870, incluida la libertaria, hasta las propuestas societarias secretas como la misma masonería. Es también evidente la importancia del movimiento republicano federal, con Pi i Margall al frente, y las asociaciones obreras que habían transitado espacios que sin ser anarquistas ahora pueden parecerlo, como los ludditas o el movimiento antimilitarista que abogaba por la desaparición de las quintas.

ALB Noticias.- Qué importancia tuvo La Tramuntana para el movimiento anarquista?

JMF- Es la publicación anarquista de más larga duración durante el siglo XIX en todo el Estado español, escrita completamente en catalán, obra de Josep Llunas y de un entorno de personajes singulares expurgados de buena parte de la historia oficial del anarquismo por estos lares. Las características de la publicación la convierten en una mina que en buena parte está aún por explorar. Apareció durante 16 años con una tirada de 4.000 ejemplares semanales (hace falta tener en cuenta que en el siglo XIX la lectura no era individual y silenciosa sino en voz alta y colectiva lo que supone un ámbito de difusión mucho más alto) y con un ámbito de difusión que abarcaba el espacio de los Països Catalans. Incluyó en sus páginas anarcocolectivistas, anarcocomunistas, obreristas, masones, espiritistas, catalanistas, federalistas de todas las formas posibles, socialistas, anticlericales, ateos, feministas… Era un auténtico semanario de todos y para todos, con el humor, la ironía y la sátira como arietes contra todo poder constituido.

ALB Noticias.- ¿Qué nos podrías explicar de Llunas?

JMF- Llunas es uno de los dirigentes obreros más destacados de la Federación de Trabajadores de la Región Española, la FTRE, teórico del anarquismo (Termes decía que uno de los pocos del Estado español durante el XIX cuya obra puede ser comparada con la de los grandes teóricos del resto de Europa) autor de una obra como «Qüestions socials», que és el texto teórico más destacado del anarquismo catalán del XIX. A la vez, Llunas es poeta, gimnasta, cantante, sindicalista, pintor, conductor de tranvías, periodista, tipógrafo… con una apertura de miras fuera de lo común en su momento. Llunas es anarcocolectivista, contrario a los atentados individualistas y defensor de la cultura como palanca central de la revolución, que entendía como un movimiento de las masas obreras culturalizadas encaminado a acabar contra el poder del estado y sustituirlo por una sociedad donde el trabajo y la cultura fuesen los centros rectores.

ALB Noticias.- Sorprende encontrar que el creador del himno de Els Segadors era anarquista, ¿qué historia hay detrás de ello?

JMF- «Els Segadors», igual que «Hijos del pueblo», es un himno producto de un concurso. El concurso para escribir la letra del himno nacional de Catalunya lo promovió la agrupación Centre Escolar Catalanista a través de la revista conservadora «La Nació Catalana» y consistía en poner letra a una armonización moderna de una antigua canción tradicional con innumerables versiones. Ese concurso, que se realizó en 1899, lo ganó Emili Guanyavents, quien había sido poeta anarquista durante años, recorriendo centros sociales, escuelas racionalistas y centros obreros de forma semanal para recitar sus composiciones. En el momento en que ganó el concurso, Guanyavents se había apartado del movimiento sindical internacionalista, en que había militado como tipógrafo que era durante años. Después del atentado de Corpus de 1896 y de la represión que le siguió, muchos internacionalistas dejaron su militancia pública, como es lógico.

Guanyavents gana el concurso con la actual letra y no le dan el premio. Será la represión ejercida contra algunos «cantaires» que deciden cantar la canción en público pese a su prohibición lo que popularizará la letra de Guanyavents y la catapultará a una popularidad anterior a su oficialidad. En el mismo concurso otros anarquistas escriben propuestas de letras, entre los cuales destaca Cels Gomis, de quien en el libro recojo la letra que escribió.

ALB Noticias.- El republicanismo federal fue un lugar común entre anarquistas y catalanistas, durante algunas décadas hubo simpatías de un lado hacia el otro y viceversa. ¿Cuando se empiezan a distanciar?

JMF- Hay un momento básico y central que es la represión contra la Comuna de París, que aquí se vivió como una represión ejercida por republicanos contra obreros. Antes, en 1870, en la inauguración del primer Congreso Obrero, en Barcelona, Farga Pellicer ya había dejado claro que los obreros allí presentes no se reconocían como republicanos. Pero él mismo advertía a Bakunin, en algunas de las cartas que se enviaron, que en Barcelona, en 1870, muchos obreros eran aún republicanos y ese pensamiento no desaparecería así como así. La represión de la Comuna será básica para ese distanciamiento. La Primera República, cantonalista y federalista, y los enfrentamientos entre los mismo republicanos que provocó hasta el momento ser destruida por Pavía y arrasada por Serrano, será otro momento de distanciamiento.

ALB Noticias.- En la Segunda República hay situaciones contradictorias en el ámbito político catalán, por un lado tenemos a algunas bases de la CNT votando a ERC y votando el Estatut de Catalunya, por el otro lado a ERC intentando convertirse en el “partido de la CNT” (sin conseguirlo) y después empeñada en combatir el anarquismo militante con la violencia policial y parapolicial. ¿Pudo haber una marcha atrás, un entendimiento, en esta situación?

JMF- Creo interesante utilizar una cita extensa de Joan Fuster sobre este tema, quien en la introducción a su obra «Literatura Catalana Contemporánea» escribe que «Els dos «inconformismes», l’un al crit de Visca l’anarquia! i l’altre al de Visca Catalunya lliure!, eren siamesos i antípodes. Tots dos se sentien «en guerra si més no moral contra l’Estat», i compartiran les mateixes aprensions respecte a la policia, la guàrdia civil, l’exèrcit, els tribunals. Tots dos, és clar, se sentien, entre ells, mortalment adversaris, i va faltar-los flexibilitat i astúcia tàctiques per a pactar treves.» [Traducción: Los dos “inconformismos”, uno al grito de Viva la Anarquía y el otro al de Viva Cataluña Libre eran siameses y antípodas. Ambos se sentían “en guerra más o menos moral contra el Estado”, y compartían las mismas aprensiones respecto a la policía, la guardia civil, el ejército y los tribunales. Ambos, claro, se sentían entre entros, mortalmente adversarios, y les faltó flexibilidad y astucia tactica para pactar treguas.]

No todo fueron enfrentamientos y sí hubo entendimientos, como el Comitè d’Acció de la Lliure Aliança, en 1925, cuando como consecuencia de las represión de Primo de Rivera, la CNT, Macià, Estat Català y nacionalistas vascos acuerdan crear una guerrilla armada que proclamaría la independencia de Catalunya, del País Vasco y propondría la autodeterminación a Galicia, a la vez que España se convertiría en un estado social. También es verdad que con una parte del movimiento catalanista ni podía ni debía haber entendimiento: es el caso de Estat Català mientras éste asumió la represión de la Conselleria d’Interior de la Generalitat y se conviertió en una verdadera tropa de choque rompehuelgas al servicio de la Generalitat con personajes como Dencàs.

ALB Noticias.- Si se repasa la historia local de ese tiempo, se ve como mucha gente va de un partido a otro o a un sindicato. Por ejemplo militantes de la CNT al BOC (anterior al POUM) y a ERC y al revés también. Sin embargo, mientras el BOC de Maurín aceptaba la cuestión catalana como una de las más importantes que atravesaba España y esbozaba una confluencia entre el movimiento obrero y el catalanismo, la CNT nunca apostó por esto. En muchos pueblos pequeños esto resultaría letal para los intereses de la CNT puesto que en la guerra buena parte del campesinado catalán se pasó a Unió de Rabassaires y de allí al PSUC incluso. La pregunta es, si no fue un fallo estratégico olvidarse de la cuestión catalana.

JMF- Fue un error garrafal porque la CNT siempre habló de la cuestión nacional pero de la forma que lo hacen las personas y las organizaciones que no debaten sobre ella: copiando los tópicos de una y otra parte, de una y otra nación en pugna. Cuando eliges un marco territorial (en el caso de la CNT éste era el Estado español) ya estás escogiendo una nación porque la nación es, sobre todo, la forma de relacionarte a nivel internacional. Y si eliges ser «español» frente a «franceses» o «alemanes» está claro que tu nación es España.

A veces, la CNT incluso se puso al lado, con falsos argumentos internacionalistas, de los que querían mantener la unidad del estado [español] a toda costa; en cambio, otras veces, loaron «la manera de ser» insumisa de los catalanes frente al poder. En el “Llibre [Negre]” recojo muchos de estos posicionamientos. En cada caso no se partía de ningún análisis sino de opiniones personales, de inercias diversas y de pequeños grupos que sí opinaban y dirigían.

ALB Noticias.- El intento de solución a aquello es el periódico Catalunya, ¿cual fue su importancia?

JMF- A nivel periodístico, muy poca porque la publicación donde la CNT se volcó fue «Solidaridad Obrera», la Soli. «Catalunya» tuvo y tiene la importancia de ser la primera publicación orgánica de CNT a nivel de Catalunya que estaba escrita en catalán. Una auténtica anomalía histórica que obedecía a una situación de diglosia que no es más que otra muestra de sometimiento a un determinado poder estatal en este caso.

ALB Noticias.- ¿Cual es el hilo anarcoindependentista que llega a los años 70?

JMF- En el exilio tenemos la publicación «Terra Lliure», revista orgánica de la CNT de Catalunya en el exilio. A pesar de su nombre, sin ninguna relación con la organización armada. Allí, hombres como Roc Llop o Joan Ferrer mantienen la catalanidad, algo imprescindible entre muchos otros anarquistas que utilizando argumentos supuestamente «internacionalistas» profesaban un españolismo rancio y casposo. En el interior, ya en los setenta y ochenta, encontramos personas como Ricard de Vargas, procedente del MIL y posteriormente miembro del colectivo anarcoindependentista Icària; la gente de la Federación Anarquista-Comunista Catalana (FACC) y sus múltiples propuestas organizativas, como la CNT dels Països Catalans o la Coordinadora Llibertària dels PPCC; y en el País Valencià, las propuestas de Maulets (nada que ver con las que serían [posteriormente las] juventudes del PSAN y del MDT), «El Vitet» y ya en los noventa, Recerca Autònoma o L’Autòpsia Social. En las Illes, algunas individualidades de la CNT, como Emilià Páez, por citar algunos.

Hacer la cronología de este periodo es importante y a la vez sumamente complicado porque muchas de las personas que participaron no han dejado rastros evidentes. Algunos nombres pueden sorprender pero ya explico en el «Llibre» por qué incluyo a Joan Fuster, Oriol Solé Sugranyes, Ramon Barnils, Jaume Balius o Josep Serra i Estruch y las destacadas aportaciones que hizo cada uno de ellos.

ALB Noticias.- Sabemos que la FACC participó en la formación del MDT en el 83, ¿tuvo aquello importancia o fue una anécdota?

JMF- Tuvo tanta importancia que el primer gran intento más o menos consolidado de crear una plataforma anticapitalista independentista, el Moviment de Defensa de la Terra – a pesar de estar auspiciada sobre todo por IPC y PSAN, dos partidos que nunca dejaban de repetir la coletilla «per l’Estat Socialista dels Països Catalans» – no incluyó ni la palabra «estado» ni la palabra «república» en su declaración de principios. También es verdad que si bien la FACC estuvo dos años participando en el proceso constituyente del MDT dejó el proyecto en su asamblea fundacional al corroborar y no estar de acuerdo con la supeditación del movimiento político al armado (a Terra Lliure) y no admitir el desembarco en aquella asamblea de personas que participaban sólo con la intención de controlar la asamblea constitutiva.

ALB Noticias.- En los 80 y 90 hubo un resurgimiento del anarcoindependentismo en las naciones sin estado (Euskal Herria, Cerdeña, Bretaña, Canarias) pero nunca lograron una coordinación estable, ¿es así? ¿Qué intentos hubo de hacerla? ¿Qué publicaciones hacían de altavoz?

JMF- En 1986 intentaron una coordinación internacional en la isla de Cerdeña, concretamente en Guasila, donde la presencia de un grupo anarquista con Constantino Cavallieri al frente hizo posible un encuentro que de poco sirvió a nivel real más allá de establecer contactos entre gente de Europa (Bretaña, Occitania, Friül…), África (Líbia o el Rif, por ejemplo) o América (Colombia, por ejemplo). Como movimiento llegaron a sacar un número de una publicación llamada «Azione Anarchica».

Por cierto, aunque parezca raro, he dicho Cavallieri y añado Bonnano, dos de los más destacados anarquistas defensores de las luchas de liberación nacional en aquel momento y hoy más conocidos por sus posturas insurreccionalistas.

ALB Noticias.- Ahora cambiemos de tema. ¿Qué nos puedes decir de las CUP? ¿Recogen algo de aquel espíritu?

JMF- Hay muchas CUP. Algunas evidentemente sí y otras, no. Más allá de las definiciones, está claro que las formas de organización a nivel local son plenamente libertarias. Otro tema es el parlamentarismo y toda una serie de cuestiones que alejan las CUP de lo libertario en aras de un intento de incidir en la medianía que no han acabado de conseguir.

Si me preguntas si siguen ese movimiento anarcoindependentista de que hablamos, está claro que no, aunque cabe decir que ese movimiento es muy desconocido; en parte, por eso he escrito este «Llibre Negre».

ALB Noticias.- La pregunta del millón, ¿el movimiento popular no acaba supeditado a los intereses electorales o se puede evitar su instrumentalización?

JMF- A medio plazo sí y a largo seguramente más aún. Ahora bien, sí que es verdad que fuera de las grandes ciudades (donde diez amigos ya se creen movimiento) han sido, son y serán muy importantes. La suma en la diferencia tendría que ser siempre un valor libertario mientras las formas de organización no fueran jerárquicas ni de delegación de poder y en ese sentido la CUP ha jugado y juega un papel ejemplar.

Ei!, y si a algún cura de las palabras le suena mal, no utilicemos la palabra «libertario»! Pero entonces tampoco utilicemos la palabra «marxista» ni ninguna otra para definir nada!

ALB Noticias.- ¿Qué balance haces de tu paso por la regidoría de Tarragona? ¿Lo veías como municipalismo libertario o nunca le pusiste una “etiqueta” a lo que hacias?

JMF- Positivo. Llamar a la cara «ladrones» a los ladrones es una buena experiencia siempre, conocer el poder de cerca explicándolo como nunca antes habíamos podido hacer, seguramente por desconocimiento, también. En definitiva, una escuela de aprendizaje sobre formas de dominación que a nivel político yo al menos desconocía en toda su complejidad. Pasado el paso, quiero enviar fuerza a todas las que quedan luchando desde dentro para reventar los cierres impuestos por quien manda y quiere continuar mandando.

Mi asamblea funciona como funcionaría una asamblea de municipalismo libertario. Ahora bien, funciona. Hasta ahora, desgraciadamente, al menos en mi ámbito más cercano, nunca he vivido un espacio como éste, diverso y no autoritario, construido desde el mundo libertario y en esto está claro que hay que dar las gracias a quienes desde la Esquerra Independentista crearon las posibilidades organizativas de crear estos espacios.

ALB Noticias.- En alguna de tus charlas decías que la CUP “funcionaba de una forma muy anarquista”. Sin embargo se nutría de marxistas y de militantes de movimientos sociales. ¿Conoces otros casos de militantes anarquistas que hayan estado en las CUP?

JMF- Con democracia directa, sin delegación y a la vez con gente muy diversa. En parte, como la CNT de los 20 y de los 30, pero sin delegación del poder ni del voto. Igual que la FTRE de 1881, con gente de todas partes pero organización muy poco jerárquica.

Hay muchos militantes anarquistas en las CUP, individuales y colectivos, y también hay muchos «anarquistas» que nos excomulgan cada vez que van a misa. Y hay también «ultramarxistas» de manual en las CUP y por fuera a quienes gusta jugar a echar a los anarquistas de la CUP. Más allá de las etiquetas (de burros todas ellas empezado por las que utilizo yo) hay quien lucha y al hacerlo no pisa a los demás, lo hace desde donde cree que ha de hacerlo y no genera destrucción ni desigualdad, ni menos libertades ni falta de solidaridad. En esta gente me reconozco, si puede ser.

ALB Noticias.- Por último, hace un par de años hiciste una gira muy larga con la pedagogía libertaria, ahora estás con el Llibre Negre, qué otros proyectos tienes en el horizonte?

JMF- Bien, tengo pendiente de publicar la obra teórica completa de Llunas, su biografía, su obra poética accesible, el año que viene una historia del anarquismo en los Països Catalans, un libro sobre la censura en Tarragona, algún otro sobre el Priorat y lo que vaya saliendo. Ahora acaba de salir la antología de artículos sobre la Tarragona de Ballesteros y las luchas sociales de los últimos diez años, con el título de «Tarragona desballestada (Lleixiu de cendra i pixum)» y no parar…

Salud y hasta otra

Afegeix un comentari

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *