Josep M. Cervelló

llibreta de camp

16 de juliol de 2011
General
0 comentaris

Prínceps i reis a Montserrat

Els reis i els princeps espanyols senten una estranya fascinació per Montserrat, tots hi han pujat, alguns provocativament, altres amb actitud afalagadora, tots conscients que trepitjaven territori sensible.

Victor Balaguer, al seu llibre “Monserrate. Recuerdos tradicionales é históricos de este santuario y montaña”, editat l’any 1852, explica la visita de Felip V després de casar-se a Catalunya amb  Maria Lluïsa Gabriela de Savoia. Després de dos dies de visita Felip baixava la muntanya quan es va trobar “ un caballero de su casa que presuroso subía al monasterio en su busca.

-Señor! Señor! Esclamó jadeante el caballero deteniendo su corcel.

-Que sucede? Preguntó Felipe.

-Mirad, señor.

Y el caballero puso en manos del rey una moneda de plata, recientemente acuñada á juzgar por su brillo. Esta moneda representaba en el dorso á Barcelona con su traje de matrona, montada en un caballo, pisando un monton de cadáveres y mostrando un puñado de rayos en la mano con los que sembraba la destrucción y la muerte en las filas de un compacto ejército que cerraba el fondo. En el reverso se veía á un rey, -Felipe V quizá- huyendo á uña de caballo y cayéndose la corona de su cabeza.

-Y bien! Preguntó Felipe; qué quiere decir esto?

-Esto quiere decir, contestó el caballero, que la campana de Barcelona ha reunido al consejo de ciento; quiere decir que se ha tomado una decisión solemne habiéndose comprometido Cataluña á jurar por conde al archiduque Cárlos de Austria y á ayudarle con hombres y dinero á conquistar el trono que dice pertenecerle de derecho; quiere decir que ya se acuñan monedas para transmitir á la prosperidad el dia en que Barcelona proclama á Cárlos III; quiere decir en fin que en todos los pueblos catalanes la campana saluda á la rebelión naciente con el toque de somaten, y que en todos los campos se eleva un compacto y enérgico grito de via fora!

Felipe V se mordió los labios hasta hacerse saltar sangre, y sin contestar dio de espuelas á su caballo.”

 

Vides abatudes
25.01.2009 | 6.39
A General

Us ha agradat aquest article? Compartiu-lo!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc està protegit per reCAPTCHA i s’apliquen la política de privadesa i les condicions del servei de Google.