almerich

El bloc personal de José Manuel Almerich

26 d'abril de 2009
General
41 comentaris

EL ULTIMO VIAJE

 
Un minuto más de vida
 
José Manuel Almerich

 
 
 
 

 

 

 

 

 

– ¿Es tu madre?

– Si

– Tiene una piel muy fina.

– Lo sé. Se cuidaba mucho

– Háblale. Es posible que te oiga

 

La enfermera me sonríe y se aleja lentamente. Lleva en su mano el último gotero. Me fijo en ella sin poder evitarlo. Aún en estas circunstancias no puedo dejar de observarla. Es una mujer atractiva, de mediana edad, alta y elegante. En su juventud debió ser muy hermosa. Vuelvo la mirada hacia mi madre. Ella también lo fue. Mientras los ojos se me empañan por las lágrimas que trato de contener, recuerdo las fotos antiguas que me dejó hace unos meses para que las retocase con el Photoshop. Nunca tenía tiempo para hacerlo. Ella me lo recordaba con frecuencia.

 

Seis meses y un día ha estado en coma. Un accidente doméstico sin importancia aparente, una caída absurda en la escalera de su casa le produjo la rotura de una arteria, y como consecuencia, un derrame cerebral. Su médico, el de toda la vida, no le dio importancia. La curó, le puso tres puntos de sutura, le vendó la frente y nada más. Cinco horas después, tras prepararle a mi padre la comida, se desmayó. Perdió el conocimiento y se fue apagando poco a poco. Su alma se esfumó como una vela que se desvanece por la brisa

 

Ahora, demasiado tarde, retoco las fotos. Sí que era hermosa, caray. Y presumida. Rasgos finos y perfil delicado, como una actriz italiana. Tendría entonces veinticuatro años. Poco a poco la herramienta de clonar restaura los daños de la foto escaneada y mis ojos, de nuevo, se empañan sin dejarme ver con claridad la pantalla del ordenador.

 

Hoy, poco antes de morir, le he hablado muy despacio al oído.  Ha abierto los ojos y me ha sonreído. Es frecuente, durante el coma vigil que el enfermo tenga reacciones. Sentir no es sufrir, pero ellos sufren si nos oyen porque nosotros también lo hacemos. Quien se está yendo quiere irse, pero quien está a su lado, nunca quiere que se vaya. Para el que se queda puede que el dolor le destruya, pero también hay un dolor que te ayuda a crecer.  Cuando mañana salga a correr me parecerá verla de lejos paseando con mi padre por la avenida de Torrent. Y cuando tenga una llamada en el buzón de del móvil creeré oír su voz …..vens a dinar hui?”

 

Estos meses que mi madre ha estado en Portacoeli he tenido mucho tiempo para pensar. Mis amigos me decían que tenerla viva era una gran noticia, que un minuto mas de vida era importante para nosotros y para ella. Y que el mañana estaba por venir. Pero yo no estaba tan seguro. El extraordinario trato del personal especializado en enfermos terminales se acerca a la medicina del siglo XXI. No hay Urgencias, ni U.C.I, ni Unidad de Reanimación. Que el enfermo se cure o muera lo mejor posible sin perder la dignidad como ser humano y que durante ese tiempo esté tranquilo y bien cuidado es su finalidad. En España se muere mal porque se muere sufriendo. Se ha avanzado mucho para mantener la vida, pero no la calidad de la misma. La medicina tiene que curar como siempre ha sido, y cuando ya no se puede, ayudar a morir. En paz y acompañado.

 

 

– En la carrera nos han enseñado a salvar vidas -me decía el geriatra- pero no a ayudar a morir cuando no hay nada que hacer. El fracaso no es la muerte, sino que el  paciente muera sufriendo. Y la vida nos enseña que la persona madura es aquella que es capaz en soledad,  de gestionar bien las ausencias, de vivir sin aquello que consideramos imprescindible.

 

Siento enviaros este correo. Aunque de manera distinta, también es un viaje. El lunes por la tarde será el funeral. Y recordad que si alguna vez tenéis un golpe en la cabeza, por pequeño que este sea, id siempre al Hospital. Insistir, exagerar, fingir… si es necesario, pero no volváis a casa sin que os hagan todas las pruebas necesarias, aunque no se haya perdido el conocimiento. A los futbolistas siempre se lo hacen.

 

Apenas unos minutos antes de que mi madre dejase de respirar una pequeña tórtola gris se ha parado en la repisa de la ventana. Creo que es la misma que venía a verla desde el jardín del Hospital General. Tenía los ojos como dos zafiros negros incrustados en una escultura de marfil y la textura del plumaje quedaba resaltada por los suaves reflejos de la luz del atardecer. Ha mirado nerviosa hacia el interior de la habitación, me ha visto, ha visto a mi madre y, sin entenderlo, me ha parecido que le decía:

 

-¿Nos vamos?
 
 

  1. Qué autenticidad hay en tus palabras, con tristeza, pero también con una aceptación que te hace crecer y ayuda a crecer a quien lo lee.
    Afectuosamente te transmito mi pesar y agradecimiento.

  2. Son les set del mati de un diumenge i men vaig a Torrent a la Mitja Marató i “redeu” quina primera noticia, la que no vols llegir mai, pero a tots mos toca un día.

     

    Manolo, ánim la vida seguix per a tots nosaltres.

     

    JR

  3. Aunque no nos conocemos personalmente, te doy mi más sentido pésame. Me has emocionado Jose Manuel. Eres una persona extraordinaria, siempre lo he pensado. Ojala todos tuviésemos tu entereza para poder ver las cosas con la perspectiva con la que tú lo haces. Quizás determinadas personas en el mundo deberían enseñar a aquellos que somos más jóvenes lo verdaderamente importante de la vida: el brillar del sol de invierno, el florecer de una rosa o la mirada risueña de una madre.

     

    Un abrazo.

     

    Fernando Gallego.

  4.  

    José Manuel

    Gracias por permitirme conocer un poco a tu madre a través de tus sentimientos. Solo puedo ofrecerte un abrazo y el recuerdo emocionado de una persona, tu madre, que antes no conocía y ahora empiezo a querer.  

    Te noto emocionado, sensible, triste pero sereno, tranquilo, lucido. La vida sigue.

    Ho sento amic.

    Estic per tu.

    Ya saps on soc.

    Una forta abraçada.

     

    Faus

  5. Amigo Jose Manuel:

     

    Que sensibilidad y que ternura la tuya para describir el anuncio de la muerte de un ser tan querido como tu madre. Un funeral, un adiós, consejos a través de un texto que es puro sentimiento y sensibilidad

    No sientas el haberme enviado este correo por que efectivamente y “…aunque de manera distinta, también es un viaje…”

    de los que tu con tanto afecto como pasión nos describes

     

    Jose Manuel, te acompaño en el sentimiento.

    Un fuerte abrazo

  6. La mort venia de vegades
    i mai no se’ n volia anar
    car es trobava be, ben be ja saps…
    La mort es va quedar per a sempre amb nosaltres
    ja saps….
    V. A. Estellés
    Vaig a cantar al Genovés aquesta tarda de diumenge, en mig de l’ akegra dels xiquets pensaré amb vosaltres.
    Una besadeta

    Paco Muñoz

  7. Cientos de veces he estado a punto de contestar tus múltiples y excelentes
    textos en los que trasmites a tus amigos (y me complace tanto que ya nos
    cuentes entre ellos) tus viajes, paisajes y experiencias, algunas de ellos
    geniales, que superan con mucho nuestro común interés geográfico por la historia y el territorio. Créeme que siento vergüenza de no haberlo hecho ya y de que hayas podido pensar en un distanciamiento o falta de atención por mi parte,cuando en realidad lo que me ocurría es que temía que mis respuestas no estuvieran a la altura de tus mensajes.
    Pero tu último correo, con la triste noticia de la muerte de tu madre, no me
    permite prolongar más el silencio y quiero inmediatamente, bajo los efectos de
    la primera y emotiva lectura, contestarte y transmitirte ante todo dos cosas:
    Primero, todo el pesar y afecto por su pérdida que sólo los que hemos pasado por ese trance podemos entender. Por eso Amparo, mi mujer, quiere que te transmita también ese mismo sentimiento en nombre suyo y de su hermana Marisa, ya que nunca podrán olvidar aquellas últimas semanas en Portaceli de la vida de su madre en la que compartieron pesares y esperanzas con todos vosotros.
    Segundo, el consuelo que debe quedaros, y sin duda le quedaría a tu madre si pudiera leerlas, por las palabras de recuerdo con las que has transmitido su
    fallecimiento: es el mejor epitafio que hubieras podido dedicarla y la evidencia
    no sólo del sentimiento que ahora te angustia, sino sobre todo de tu capacidad para trasmitirlo, que muy pocos tienen y que a ella le hubiera enorgullecido con toda razón. Y gracias también por su foto, que uniré a las otras de tus paisajes y correrías, en la seguridad de que hay un nexo entre todas ellas.
    Poco más. Vamos poco por Valencia, por lo que no he coincidido con tus charlas y exposiciones que me has ido anunciando. Pero me gustaría intentar coincidir alguna vez contigo y poder hablar largo y tranquilamente de comunes paisajes, personas queridas y experiencias pasadas.
    De nuevo nuestro sentimiento, que es también para tu padre y hermana. Un fuerte abrazo para ti, con la promesa de acusar recibo, al menos, de tus futuros correos, historias y paisajes.

    Fernando y Amparo

  8. José Manuel lo siento muchísimo de verdad, una madre es muy especial y algo se rompe por dentro cuando se nos va, pero seguro que estaba orgullosa del hijo que había traído al mundo por que gracias a ella, tu nos haces olvidarnos por unos momentos de nuestros problemas y nos haces volar a los lugares donde tu antes has estado con una delicadeza y una magia especial…
    Sin duda el mundo hubiera sido distinto sin vosotros…..
    Descanse en Paz
    Un fuerte abrazo que espero poder dartelo pronto en persona.
                           Julián

  9. En estos casos, es dificil responder a tu precioso escrito que ademas de leerlo y reelerlo me he entristecido mucho al conocer tan triste noticia, que por culpa de un reconocimiento rapido y sin darle mayor importancia, tengamos que perder a nuestros seres queridos.
    Desde el fondo de mi corazon, Jose Manuel, te mando mi mas sentido pesame, son frases repetidas que hay veces que no sabes que decirle a un buen amigo. 
    La vida continua, se que vas a pasar una pagina mas de esas muchas que plasmas con tus escritos dedicados a la naturaleza. Nunca la olvides y ten presente siempre los bellos momentos que has compartido a su lado.
     
    Tu amigo, Alberto Hervás

  10. Mi más sentido pésame, José Manuel. Preciosas frases dedicadas a tu querida madre, llenas de cariño, de sensibilidad y dulzura, escritas en la serenidad del hijo/escritor y que me han emocionado mucho.
    Un fuerte abrazo.

  11. Hola Jose  
    Queríamos mandarte un gran abrazo de todos tus amigos y compañeros de Silenci y decirte que sentimos mucho el fallecimiento de tu madre. Como siempre, has escogido una forma más bonita, delicada y dulce para darnos a conocer la triste noticia.  
    Un beso muy grande
     
    Xavi, Vicent, Angela y Maria

  12. Estaba leyendo tu nota abstraido, en segundo plano. Sintiendo más que leyendo su contenido. Hasta que he leido “tórtola” que yo, por entonces, no diferenciaba de paloma.
    Así que el recuerdo me ha trasladado siete lustros al pasado. Allí estaba yo con el ataúd sobre mis hombros y los de mis primos; mi cuerpo flotando y mis ojos fijos en una paloma, o quizás en una tórtola, no recuerdo de qué color, pero sí que era clara y que ascendía volando hasta más allá del campanario.
    Cuando la perdí de vista, el ataúd ya no me pesaba, quizá porque mi abuela también voló con ella.
    Cuando mi padre ya no se estilaba ayudarlos a que se fueran poniendo el hombro. Él fue en un mercedes, por primera y última vez, aunque pasó muchos años deseandolo, estoy seguro que no era así como lo imaginaba. Yo tampoco.
    Un abrazo muy fuerte.

  13. Estimado José Manuel:
     
       La oración fúnebre por tu madre la has escrito desde la serenidad y madurez
    que te caracteriza. También desde el dolor que te embarga. Consigues con
    tus palabras que todo aquel que las lea sienta como propia tu experiencia de
    estos amargos meses, que, más pronto que tarde, acaba siendo la de todos.
    No hay respuestas, amigo mío, para tanta aflicción; es lo absurdo de
    este teatro de la vida, que no las hay; ni siquiera un público en la platea que
    se compadezca de nosotros. Existe tan solo una densa oscuridad frente
    a nuestra improvisada y torpe representación, negrura sin estrellas
    en la que los más ilusos quieren adivinar miradas que nos guardan y aman.
    Resta únicamente el recurso a esa poesía que de tu mano vuela
    con forma de “pequeña tórtola gris”.  
     
       Posdata: Me has hecho llorar. Por ti, por tu madre, por todos.

  14. Hola
    no ens coneixem personalment però a través dels teus mails es filtren emocions com aquestes.
    Sé que ens aquests moments poca cosa s’ha de dir.
    Simplement ànims i ho senc molt.
    Eli Trilles

  15. Estimat amic, lamente molt aquesta pèrdua. El text es formidable, com sempre.
    T’envie un fort abraç amb el convenciment que d’ací a un any podrem caminar junts amb els pelegrins de Les Useres.
     
    Salut!!

  16. Hola José Manuel.
    He vist ara el teu missatge a l’entrar en el correu. Ho senc moltíssim, estes coses sempre són molt dures encara que siguen esperades. Se que eres molt actiu i positiu i la muntanya i el temps t’ajudaran a continuar el camí amb l’alegria que sempre t’acompanya.
     
    Molt s’ànims també a la teua família.
     
    Una forta abraçada
     
    Fèlix 

  17. Hola José Manuel:
     
    Ho sent molt. M’has recordat molt a ma mare, que just ahir va fer 8 anys que va faltar -com son les coses-. Per cert: eixa tórtola gris de l’Hospital General, també em visitava a mí fa dos messos quan m’operaren i em va cridar molt l’atenció, ja que la meua habitació donava al jardí. Un abraç i ànim.
     
                                      Sergi

  18. Desde Innove, tanto yo, como mis hermanos, quisieramos poder decir que ahí estamos, como amigos, darte nuestro apoyo, pero seguro no sabre explicar en estas palabras aquello que quiero decir, ya que siempre he admirado tu forma, ya te lo dije, ese estilo que tienes al escribir, que nos haces sentirnos fuera de nuestra vida cotidiana por unos momentos, mientras leemos esas aventuras, que envidiamos de forma sana, y que agradecemos cuando nos las envias, que reconozco que algunas por este estrés diario no he podido empezar, pero si he seguido muchas de ellas.
    Es ahora cuando me gustaria, y valoro, poder copiarte esa forma de describir que tienes, que quien lee, siente estar ahí, en esos parajes, peladeando, por eso me gustaria que esta vez, fueses tu, quien a través de estas palabras mias, recibas nuestro apoyo, nuestro pesame, aunque no me guste usar esa palabra, en estos momentos, que nada puede consolar una falta así.
     
    Recibe un cordial saludo, Rafa
    INNOVE

  19. Jose Manuel, al leer tu nota has provocado en mi, al margen de las lágrimas, un montón de sentimientos fundamentalmente de dolor y tristeza, pero también de ternura. 
     
    Ante estas situaciones, se dispara el dispositivo del recuerdo…y no puedo evitar pensar en el momento en que me pasó a mi con mi madre….la tía Vicentica, en el que yo también estuve presente aunque con la presencia de Carmina y de mis hermanas. Pensar en tu soledad el sábado me hizo sentir mal, por eso te llamé, por si necesitabas el apoyo de alguien.
     
    Ese momento lo recordaras “in eternum” así como las visitas, comentarios etc…  pero nuestra mente es sabia…en el álbum de la memoria y con el tiempo, estos se van situando en las últimas páginas y en las primeras se van añadiendo los mas agradables, por supuesto que en ocasiones vemos esas últimas, pero bien después de haber visto las primeras, bien cerramos el álbum antes de verlas.
     
    En mi caso, aunque parezca extraño, en ocasiones recuerdo hasta el olor de mi padre cuando lo levantaba de la cama y lo sujetaba para aliviarle la molestia que le producía al Sonda que llevaba en el estómago, incluso el propio aroma a azahar me recuerda sus últimos días, probablemente porque falleció en plena primavera, es mas, se dan situaciones que en que una imagen, unas frases, incluso una luz, me hacen rememorar situaciones vividas con ellos.
    !Te pasará!,  al principio produce dolor pero con el tiempo es muy…. agradable.
     
    “El tiempo lo cura todo”……hombre todo, todo, no,  la herida queda, pero se hace mas liviano, de no ser así no se podría vivir con el sufrimiento de los primeros días, son muchos los factores que ayudan, la formación personal, la educación familiar, en definitiva las circunstancias de cada cual, pero se supera, solo decirte que si necesitas un rato de conversación, llámame….no lo dudes.
     
     
     
    Saludos. Best regards.

  20. Lo siento muchísimo Jose Manuel, me enteré por Arancha.
    Este texto es lo más bonito que he leído en mi vida,es un regalo precioso para tu madre, seguro que lo recibirá.
    Gracias por hacerme participe de él y poderte de dar mi más sentido pésame.
    Un besazo inmenso.

  21. Decía Borges aquello de “ya somos el olvido que seremos”. Y añadía, “bajo el indiferente azul del cielo”. Si al universo le tienen sin cuidado nuestras desgracias y alegrías, volver a integrarnos en la nada de la que venimos es la peor desgracia, pero también el mayor consuelo, pues ya no sufriremos con la tragedia, que es el dolor y la muerte de las personas que amamos.

    “Ayer se fue, mañana no ha llegado, /hoy se está yendo sin parar un punto, /soy un fue, y un será, y un es cansado (…)”
    Quevedo

    Un fuerte abrazo
    Jordi

  22. Hola. Acabo de leer tu mail y se ha parado el tiempo… ( y te lo agradezco ) lamento la pérdida de tu madre y me parece precioso y conmovedor tu homenaje y despedida. Tienes razón, bellisima, tu madre !
     
    Un abrazo,
     
    Sonia

  23. Querido José Manuel: Gracias por compartir sentimientos y vivencias personales tan profundas y sinceras.
    Siempre he valorado y agradecido tus narraciones, vivencias y experiencias, sobre tus multiples viajes. En ésta ocasión has desnudado el alma,dejando traslucir el dolor, sufrimiento y AMOR, que llevas dentro.
    Gracias Amigo, porque de tus correos, escritos, vivencias,sensaciones y emociones aprendo y me llenan.
    Quiero seguir disfrutando de tu sabiduria. Animo y fuerza, porque tu madre, como bien dices, sigue contigo. Por cierto, por la foto que adjuntas, tu madre fue hermosa por fuera y por dentro.
    un fuerte abrazo.
    jcorell

  24. Hola José Manuel,
    He obert el correu i he vist un email teu. Encara tinc els teus dos emails anteriors sense llegir. Com que últimament no tinc massa temps, preferisc guardar-me els teus relats de viatges per a moments de calma, quan puc disfrutar del que escrius amb tranquilitat. Al vore el titol d´aquest email he pensat que aquest sí que debia llegir-lo.
    Bé, simplement donar-te molts ànims. Ja saps que si necessites qualsevol cosa pots comptar amb mi.
    M´has fet plorar amb el text. Sí que era guapa ta mare!… M´ha agradat molt el que has escrit. Crec que és el millor homenatge que li podies fer…
    Molts besets,
    Pilar.

  25. Estimat amic….gràcies per tan sinceres paraules a cor obert… per tan bonica història d’amor escrita àra desde la tristor, que tal vegada siga ahora més reposada o serena.
     
    A la meua curta vida d’internauta mai habia rebut un mitsage amb tan trasdentental oportunitat per aprendre. Sense voler-ho tú conscientment crec que t’has convertit en un bon amic, amb qualitats de mestre espiritual accesible, en una referència per a molta gent. La lliçò la escriu la vida, àra la protagonista era la mare, i la possibilitat que dòna un trànsit, un viatge a un espai de pau i plenitut, tal com va descriure una bona amiga internauta, que va sentir després un accident en estat de coma, i que va regressar… entre nosaltres.
     
    Obrí el e mail esperant amb il.usió altra aventura teua, boniques fotos de paisatges descripcions i sentiments experimentats, i en vaig trobar un escrit que m’omplí de llàgrimes, de sentiment de solidaritat i trobar-me sumament agrait de ser honrant amb tan hermoses paraules… compartides a cor obert
     
    ¿Cómo se encuentra hoy? ¿Ha descansado? ¿Quiere comentarme algo? ¿Le puedo dar un abrazo?¿e gustaría que llamáramos a un familiar o amigo?…..
     
    Vaig quedar flipat quan vaig llegir un reportatge d’un hospital a Barcelona, on la visita diaria dels metges als  als malalts terminals era bàsicament açó…. Res de màquines, tubos i aillament en sales sense contacte….
     
    En una peli, (Las últimas comedias bárbaras) la monja de l’hospital li diu al fill del malalt anticlerical… Tóquele, mírele, háblele, abrácele….
     
    Quanta sabidurira en eixes paraules…, quanta riquesa dóna l’acompanyament a una persona en exisos moments….
     
    No vull expresar aço com un consol fàcil, per no saber que dir, les teues paraules em recordaren que la mort no és més que el final d´un trànsit i comença amb el naixement. Viure el  present amb intensitat, la vida en els seus detalls, estar atent ambdetalls amb les persones importants que tenim al voltant, gaudir de la natura, la exhuberant i la propera.. tot és una lliçó, que podem apredre de la marxa d’algú estimat.
     
    Les nostres agendes ocupades, uf,,, la mort no s’aplaça per un altre dia, i acompanyar en aquestos moments a algú significa també… que es esencialment important a la meua vida… que estic aplaçant per no tindre temps… simplificar la vida,,, fer-la més sostenible…….
     
     
    Tal vegada els monjos de portaceli regalen una energia de pau i tranquilitat que arriba als veins de l’hospital, en allò que creuen la seua feina, la millor seua contribució a la resta de essers humans…tant productius nosaltres….
     
    Encendrè una vela i fare un rato de meditació, com qui convida a un foc de campament en la natura, àra que ja no és legal eixe moment tan ´màgic… Serà per ta mare, serà per tu, serà per nosaltres, la gent que estimem, la natura , l’univers. Em considere un humil aprendiu dels monjos de Portaceli, dels mestres orientals… etc.. Però cada dia podem preguntar-nos… què és esencialment important…. Quan algú es mor solem repasar la pregunta amb més intensitat, és com un examen final…
     
    Un abraç amic, estic molt agraït de rebre tan meravellòs i enriquidor regal,
     
    Rafa Urios

  26. Últimamente estoy especialmente blando por todo lo que el año pasado me ocurrió, incluido lo de tu madre, que sin apenas conocernos, la verdad es que desde el principio lo he sentido mucho. Tras leer tu correo me he puesto las gafas de sol y me he ido a comer, no podía seguir…

    Ahora más tranquilo, gracias por tu correo y enhorabuena por tu entereza, coherencia y madurez… Me quedo con dos frases que son grandes verdades, obviedades, y que sin pretenderlo ayudan a los que como tú hemos perdido seres queridos muy cercanos y que se nos hace muy difícil seguir adelante sin su compañía:

    Para el que se queda puede que el dolor le destruya, pero también hay un dolor que te ayuda a crecer.

    Y la vida nos enseña que la persona madura es aquella que es capaz en soledad, de gestionar bien las ausencias, de vivir sin aquello que consideramos imprescindible.Y todo ello es cierto, vivir no es sólo pasarlo bien, enamorarse, ser querido…, sino crecer como persona con todas y cada una de las etapas de la vida y lo que ocurre en ellas. Todas las vivencias enriquecen, aunque algunas de ellas lo hagan de una forma terrible y aunque se hace imprescindible una tiempo de duelo, porque el cuerpo así lo pide, los que se van seguro que desean que nos les olvidemos, eso es una responsabilidad, pero también que sigamos “enriqueciéndonos” mientras podamos, sin que su falta marque nuestro devenir más allá del tiempo que cada uno necesite, para, como tú muy bien dices, gestionar bien la ausencia y dar un paso más en la madurez.

    Un abrazo y mucho ánimo para ti y los tuyos.

  27. Termino de leer la nota que enviaste por la muerte de tu madre y solo puedo decir
    lo siento, te acompaño en el sentimiento. Es impresionante la nota que has hecho y
    yo aqui en esta empresa que parece que vayamos a heredar, ni tiempo de abrir el
    correo. Aunque también tengo madre que cuiidar por las tardes, que estoy aocupado
    pero cada época trae lo suyo.

    Despues de leer tu nota creo que tienes que dedicarte a escribir solamente, si ya
    me gustaban tus libros y notas que me envias de los viajes, la nota de hoy es
    soberbia.

    Un abrazo

  28. Hola José Manuel, jolín que carta de despedida más bonita!!!.

    Me imagino que será duro, pero sabemos que así tampoco era muy agradable verla.

    Lo siento muchísimo, y si necesitas algo o quieres hablar con alguien llámame a la hora que quieras.

    Un abrazo enorme.

    Geles

  29. Hola José Manuel, he leido “el último viaje”.
     
    He de decirte que lo he leído con mucha atención y me han caído las lágrimas en algunos momentos, cuando se ha vivido la perdida de una persona querida se pueden entender tus palabras con mucha más profundidad.
     
    Se puede entender tu sentimiento, tu dolor, tu agradecimiento… con tanta nitidez, que quiero darte las gracias por escribir un texto tan hermoso y por compartirlo con tus amigos.
     
    Cuídate mucho, un beso.
     
    Pilar Martínez

  30. JOSE MANUEL, SOC ENRIQUE SIRVENT, HE TINGUT CONEIXIMENT DE LA MORT DE LA TEVA MARE, PER ELS TEUS CORREUS, EL QUE PASA ES QUE EL VAIG OBRIR Y NO EL VAIG LLEGIR FINS UNS DIAS DEPRES DEL SOTERRAR, HO SENT MOLT I SENT MOLT NO HAVER ESTAT AL SOTERRAR COMPANYANT-VOS A TOTA LA FAMILIA. REP UNA FORTA ABRAÇADA. EL TEU CORREU, ME PAREGUÉ PRECIOS. ME VA EMOCIONAR MOLT. BE LO DIT, UNA FORTA ABRAÇADA PER TOTS.

  31. José Manuel, soy Inmaculada Martin la mujer de Juan Ladios. Acabo de leer tu texto. Debo de decirte que leyendolo me he quedado sobrecogida. Has expresado con tanta sensibilidad como has vivido todos estos momentos junto a tu madre que realmente has conseguido emocionarme. 
    Has vivido una experiencia muy dura para la que no estamos preparados nunca, pero por lo que dices has tenido la “suerte” de estar a su lado en el desenlace final. Es bonito que un hijo pueda expresar todos esos sentimientos hacia su madre. Realmente era guapa.
    Ahora necesitaba descansar.

    Un beso.

    Inma.

  32. José Manuel, simplemente decirte, que te doy mi mas sentido pésame.
    En un día tan especial como hoy, tan solo unas palabras de aliento
    para sobrellevar este mal trago que nos aguarda en la vida, a unos
    antes, a otros más tarde.
    Que sepas que leo todos y cada uno de los textos
    relatando tus viajes, y te agradezco esta forma
    tan “tuya” de enriquecer mi vida con tus experiencias y anécdotas. Y
    si, era realemente una belleza digna de ser protagonista en cualquier
    pelicula de su época.

    Sin más, un saludo, y mucho ánimo. Ana.

  33. Realment impressionant. Acabe de llegir el relat i encara que et vaig donar el pésame el divendres quan es vàrem vore a la Fira del Llibre, no podia per més que escriure’t aquestes línies, per dir-te que m’he emocionat amb la seua lectura. Estic segur que ta mare estarà molt contenta, estiga on estiga, d’allò que li ha escrit el seu fill, vaja a mi m’agradaria molt que m’escrigueren una cosa tan bonica quan me’n vaja.
     
    Una forta abraçada i ànim en aquestos moments difícils.
     
    Paco Izquierdo

  34. Hola Jose Manuel,
     
    He leido sobrecogida el relato tan bonito que haces de tu madre. Nos conocemos desde hace relativamente poco tiempo, pero te tengo entre las personas que aprecio por ser tan buena gente y generoso. Siento de verdad el fallecimiento de tu madre.
     
    Un beso y un abrazo cariñoso muy grande.  Espero que nos veamos pronto.
     
    Marta Cabañas (amiga de Ester Blanquez)

  35. Benvolgut Jose Manuel,
     
    no saps quant ho sent.
     
    Mai no sé com afrontar una notícia d’este tipus, com dirigir-me a la persona que passa per un tràngol tant dur. EL fet d’expressar les condolències potser faça reviure encara més el dolor però tampoc no pots deixar de fer-ho amb les persones que aprecies.
     
    Si necessites alguna cosa, tu ja saps ben bé on estem, sempre seràs rebut amb els braços oberts.
     
    Una immensa i fortíssima abraçada.

     

    Pau de Benimodo

  36. escruixida!
    No et conec. Mai havia entrat a llegir el teu bloc, però avui, m’he fixat en els últims 40 canvis i en llegir “Benvinguts” he volgut donar-te també la meva benvinguda. Però en veure que ja havies publicat, m’he fixat en una cosa, la primera, una foto preciosa d’una dona elegant  i guapa com ella sola. He pensat: qui deu ser?
    Quan he vist, llegit, el teu escrit i, m’he assabentat de que era la teva mare de la persona que parlaves…. 
    M’han encantat les teves paraules, el teu sentiment alhora d’exposar-les.
    Amb retard, ho sento.

    Anna Portell

     

  37. Estimado José Manuel,

    Te escribo estas letras con el fin de transmitirte mis más sinceras condolencias por el reciente fallecimiento de tu madre, al tiempo que manifestaros todo mi apoyo tanto a tí como al resto de la familia, poniéndome a vuestra entera disposición para cualquier cosa que necesitéis.

    Por razones de agenda me fue imposible asistir al funeral, sin embargo mi pensamiento y mi corazón está siempre junto a las familias torrentinas que están atravesando momentos tan difíciles como supone la pérdida de un ser querido.

    Un fuerte abrazo

    María José Català Verdet
    Alcaldesa de Torrent

  38. Estimado José Manuel:

    No se si te acordaras de mi. Hace 15 años fui, con un grupo de compañeros de Caixa Ontinyent, a Torrent, para comenzar a trabajar en el CPD de SATEICA, que las dos cajas que quedaban del grupo iban a mantener (Caixa Carlet y Caixa Ontinyent). El otro dia hablando con alguien que conoces bien, Ricardo, me enseño tu BLOG y le dije que me adjuntara la dirección.
    Hoy he comenzado a verlo y precisamente he leido estas palabras que has dedicado a tu madre. Siento lo que le ha pasado y te trasmito mis condolencias. Lo que has escrito me ha atrapado de tal forma que no he podido resistir la tentación de contestarte,  puesto que yo tambien he perdido a mis padres y al leer tus palabras he recordado lo necesario que es tenerlos un minuto más.

    Un abrazo.

  39. Hola, j.m, sé que estás bien, ya hace mucho de esto, pero me he resistido hasta ahora , y no se muy bien porque he visto este relato tan profundo ahora,sin querer, desde entonces ya nos hemos visto algunas ocasiones y se que tu como yo y como a muchos mas amigos renegamos de momentos asi, quiza es por eso que no quisé preguntarte demasiado por ella entonces, pero quiero que sepas que soy uno mas de los que siento esa perdida,por ti.bueno, un fuerte abrazo y nos vemos en la proxima ruta.saludos.!!

  40. Preciosa reflexión, claro que si. Como toda ausencia, es motivo de reflexión, de sentimientos encontrados, paz y tristeza, ansiedad y serenidad…

    Pero creo que se puede llorar. Y se debe llorar. Podremos seguir, debemos seguir, pero un recuerdo es lo menos que nos merecemos. Dijo el poeta “Existo porque me recuerdas”. Hagamos que sigan vivos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc està protegit per reCAPTCHA i s’apliquen la política de privadesa i les condicions del servei de Google.

Us ha agradat aquest article? Compartiu-lo!