ALBERT CORTES MONSERRAT

EL DRET A DECIDIR

MONTORO I MARGALLO, MANIPULACIÓ SENSE LÍMITS

General
Aquests dos personatges ens volen vendre amb cinisme unes dades i afirmacions que saben perfectament que no son certes. El primer manipula les dades de recaptació dels impostos per fer creure que la seva es una gran tasca, i el segon amb molt de cinisme es dirigeix a Mas per fer una tria entre delegacions exteriors o ambulatoris amb la seva croada contra el dret a decidir dels catalans el seu futur, i ignorant les dades econòmiques de cada partida per contrastar les seves afirmacions. Son un bon exemple del govern espanyol que ens vol escanyar econòmicament, i manipular intel·lectualment.

Com explica molt be el professor Xavier Sala Martín en l’article que adjunto més avall, el Ministre Montoro es creu que som ximples, manipulant les dades a la seva conveniència com l’impost de societats per vendre uns números que no corresponen a la realitat, posant un altre exemple amb la previsió superada de la recaptació per l’augment de l’IVA, quan realment es va fer abans que l’impost fos apujat. Tot això quan l’extresorer Luis Bàrcenas, esta esquitxant bona part de la cúpula Popular actual, cosa que va lligada amb l’amnistia fiscal del ministre que va negar per aquest personatge, quan ara ha sortit a la llum la contradicció flagrant. Per altra banda Margallo fa aquesta curiosa tria al president català, sense esmentar que el seu únic objectiu es impedir el dret democràtic dels catalans a decidir el seu futur, i ignorant les quantitats irrisòries de Catalunya destinades a l’exterior en relació a altres comunitats o la despesa desorbitada de l’Estat amb per exemple 300 mil euros en estovalles per posar un exemple, i alhora amagant que els deutes no pagats, i l’espoli obliguen a tancar aquests ambulatoris que ara defensa aferrissadament.
Cinisme i mentida amb majúscules per justificar el que ja no es pot justificar, i sobretot per impedir el procés català.
El ministro Montoro se cree muy listo. Una vez más intenta engañar a la gente a base de presentar montañas de datos, esperando que a nadie se le ocurra analizarlos. Esta vez ha hecho una rueda de prensa en la que ha anunciado a bombo y platillo el gran éxito recaudatorio de su política fiscal que el PP hizo al empezar su mandato hace poco más de un año.
Según el ministro, los aumentos impositivos han logrado que la recaudación fiscal aumente en 11.237 millones, un 4,2% adicional. El aumento de la recaudación se ha repartido entre el IVA, IRPF y, sobre todo, el impuesto de sociedades.
Vayamos por partes. De entrada, lo que debería explicar Montoro es que ese aumento de la recaudación confirma que la propaganda ofertista que él mismo vendió durante la campaña electoral era MENTIRA. Recordad que, durante la campaña (y durante los 20 años anteriores a la campaña), el Partido Popular vendió la idea de que los aumentos de impuestos perjudicaban tanto la actividad económica que reducen la recaudación fiscal. La rueda de prensa de Montoro confirma que eso no era verdad. En este punto, y dada la beligerancia con la que había defendido la teoría ofertista cuando mandaba Zapatero, estaría bien que el ministro mostrara un poco de honradez intelectual.
Segundo, el aumento de los tipos del IVA ha generado unos 2.773 millones más de los presupuestados. El problema es que el presupuesto se hizo antes de que se decretara el aumento del IVA, un aumento que no entró en vigor hasta setiembre.
Tercero, en cambio cuando se hicieron los presupuestos para 2012 sí que se sabía que el IRPF subiría.  Lo había anunciado el mismo Rajoy solamente horas después de haber prometido lo contrario en campaña electoral! Y, una vez en el gobierno, el ministro Montoro nos dijo que la recaudación del IRPF pasaría de los 69.803 millones de euros de 2011 a 73.106 millones en 2012. Es decir, el ministro “ofertista” convertido súbitamente al “keynesianismo”, anunció que los aumentos de los tipos impositivos del IRPF generarían un aumento de recaudación de 2.487 millones de euros. Y no sólo lo anunció sino que así lo puso en los presupuestos. Como es habitual en los “kenyesianos”, su análisis olvidó tener en cuenta los efectos de los propios aumentos impositivos sobre la actividad económica, cosa que haría que la recaudación acabaría siendo mucho menor de la presupuestada tal y como advertimos en este blog cuando analizamos los presupuestos. A pesar de que el ministro haya presentado HOY los datos como un gran éxito, ahora ya podemos confirmar que la recaudación adicional conseguida por el gobierno no ha sido de 2.487 millones de euros sino SOLAMENTE de 816 millones: una TERCERA PARTE DE LO PRESUPUESTADO. ¿¿¿Recaudar una tercera parte de lo que se espera es un gran éxito, señor Montoro???
Cuarto, y más importante, la mayor parte del aumento de la recaudación proviene del impuesto de sociedades, cuya recaudación aumentó casi un 30% en relación al año anterior. Que el aumento sea del 30% ya debería levantar sospechas entre los periodistas y analistas que seguían la rueda de prensa algo raro hay en los números: un aumento del 30% no es normal. Y efectivamente, los números esconden el truco del almendruco. Esta vez el PP ha intentado disfrazar un endeudamiento haciéndolo pasar por nueva recaudación fiscal. Aquí está el truco: las empresas abonan en Abril, Octubre y Diciembre de cada año una declaración parcial del impuesto de sociedades. La liquidación final se hace en julio del año siguiente. Una de las medidas que adoptó el gobierno de Montoro fue aumentar el pago fraccionado. Es decir, al aumentar el ADELANTO de los pagos que las empresas realizan al estado el gobierno no aumenta la recaudación final ya que los pagos de más que se realizan ahora ¡se tendrán que restar en julio del año que viene! De alguna manera, pues, lo que hizo el gobierno fue “pedir un adelanto o un préstamo” a las empresas a cuenta de los impuestos que éstas van a acabar pagando.
Resumiendo, una vez más Montoro ha hecho una rueda de prensa cínica en la que ha presentado como éxito lo que sin lugar a dudas es un monumental fracaso de su política fiscal: la recaudación no ha subido tanto como había presupuestado. Por eso, a mitad del ejercicio tuvo que aumentar el IVA para disimilar el fracaso (a pesar de haber despotricado contra el PSOE cuando éste hizo lo mismo un par de años antes) y por eso ha tenido que disfrazar un adelanto de los impuestos pagados por las empresas y hacerlo pasar por aumento de recaudación.
El gran problema de Montoro no es que intente engañar sistemáticamente a todo el mundo (algo que ya había criticado aquí). Su gran problema es que, además, se cree que todos somos tontos.
Xavier Sala Martin
  1. certament, l’Estat espanyol és adicte a la literatura creativa, reescriuen l’Història, el present i el futur a conveniència, cap problema… uns veritables artistes…

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc està protegit per reCAPTCHA i s’apliquen la política de privadesa i les condicions del servei de Google.