ELS SIS SENTITS/ LOS SEIS SENTIDOS

Torno a sentir els sis sentits de la teva vida. Una ruptura per Barcelona que em va clava un record esmunyit i massa esquinçat per unes paraules trencades. Agafo els ferrocarrils, i veig l’home de sempre, esperant un tren que ja mai arribarà per ell. Crec que per mi, tampoc. Les nostres vies ja van recórrer els nostres cossos . No  podem demanar més a la vida. Una vida que ha perdut el sentit. Em mira, i el somric. Es el que em queda. El fer veure que tot va bé. I com em vas dir, tot anirà bé. I res va anar bé.  Camino per una Barcelona avorrida de tu i de mi. Una Barcelona cansada d’uns records mal acceptats. Esborrats per una memòria bloquejada.  La calor d’aquest agost m’esgota els pulmons. I les ganes de veure a un Joan i  a un Hug massa tancat en aquell Hospital. Només fa olor a mort. Una olor que em rància l’anima dels records d’uns pares que mai més tornaran. Tornaré a ballar el 1,2,3 darrere del cementiri, quan ningú em vegi. Paraules entrellaçades. Ja ningú em veu. El Joan massa lluny i tu massa lluny de mi.  Bloquejo unes paraules on avui troben els sis sentits de la meva vida. La teva. La que ja mai més tindrem. Junts.

Vuelvo a sentir los sentidos de tu vida. Una ruptura por Barcelona que me clavó un recuerdo rasgado por unes palabras rotas. Voy hacia los Ferrocarriles, y veo al hombre de siempre, esperando un tren que nunca llegará para él. El mío tampoco. Nuestras vías recorrieron nuestros cuerpos. No podemos pedir más a la vida. Una vida que ha perdido el sentido. Me mira, y sonrío. Es lo único que me queda. El hacer ver que todo va bien. Como me dijiste, todo irá bien. Y nada fue bien. Camino por una Barcelona aburrida de ti de mí. Una Barcelona cansada de unos recuerdos mal aceptados. Borrados por una memoria bloqueada. El calor de este agosto me cansa los pulmones. Y las ganas de ver a un Joan y a un Hug cerrado en ese Hospital. Solo hace olor a muerte. Un olor que me rancia el alma de los recuerdos de unos padres que no volverán. Volveré a bailar el 1, 2,3, detrás del cementerio, cuando nadie me vea. Palabras entrelazadas. Ya nadie me ve. Un Joan demasiado lejos y tu demasiado lejos de mí. Bloqueo unas palabras donde hoy encuentran los seis sentidos de mi vida. La tuya. La que ya nunca más tendremos.

 

Afegeix un comentari

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

%d bloggers like this: