LA SEVA MEITAT/ SU MITAD

 

Vaig per camins que no entenc ni tu ni jo. Veig una Calella que m’obra les portes dels seus carres mentre l’oblit s’esgota dins la meva bossa. Una bossa que només porta un cor perdut, amb el desencís d’un passat que em retorna a cent per hora per una Barcelona massa oblidada.  No em surten les paraules. Composo paraules trencades entre un Hug i una Gala massa esborrats . Massa units per un pas del temps que es converteixen en un present mal ballat. Una malaltia. Unes hores. Uns minuts. I jo no sé com escriure’t. No sé com fer-te parlar. Una buidor immensa m’arriba dins del meu teclat , mig esborrat per unes tecles que ja no saben composar el que et vull dir o el que no et vull dir. Veig un mar calmat mentre la tempesta esclata dins meu . Vostre. Una tempesta  a punt d’esquinçar a una Gala que camina sola per un carrer Muntaner. On va perdre la seva meitat de la vida i la meva. Les segones parts mai són bones. Ara vull una segona part, la teva i meva. La tendresa. La teva i la meva. La que sempre serà nostre per molt que vulguem esgotar el temps que tenim.

Voy por calles que no entienden ni el tú ni el yo. Veo una Calella que me abre las puertas de sus calles mientras el olvido se desgata dentro de mi bolsa. Una bolsa que solo lleva un corazón perdido con el desencanto de un pasado, que me revuelve a cien por hora por una Barcelona demasiado borrada. No me salen las palabras. Compongo palabras rotas entre un Hugo y una Gala rotos. Unidos por el paso del tiempo que se convierten en un presente mal bailado. Una enfermedad. Unas horas. Unos minutos. Y yo no sé cómo escribir. No sé cómo hacerte hablar. Un vacío inmenso que me llega dentro de mi teclado desgastado por unes teclas que ya no saben componer. Lo que te quiero decir o no quiero decirte. Veo un mar calmado mientras la tormenta estalla dentro de mí. Dentro vuestro. Una tormenta a punto de romper a una Gala que camina sola por la calle Muntaner. Dónde perdió su mitad de la vida, y la mía. Las segundas partes nunca son buenas. Ahora quiero una segunda. La tuya y la mía. La ternura. La tuya y la mía. La que siempre será nuestra por mucho que queramos gastar el tiempo que nos queda.

 

 

Afegeix un comentari

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

%d bloggers like this: