Instrucciones para fabricar independentistas

Nadie habrá dejado de observar que el presidente de aquel estado de ultramar llamado España parece empeñado en descuartizar su propio país a golpe de injusticias y recortes sociales. Por si esto fuera poco, dicho gobierno muestra una actitud ciertamente bipolar para con sus diferentes territorios: a unos, les muestra su cariño y comprensión, en forma de dinero e inversiones; a otros, su desprecio e indiferencia más absoluto, en forma de saqueo perpetuo: les pide mucho más de lo que les ofrece. El resultado no podía ser otro que el malestar y la aflicción de muchos de los conciudadanos y una tendencia de los territorios periféricos a querer abandonar el barco español antes de su hundimiento. Visto el recurrente empeño de Mariano Rajoy y de su partido para conseguir su propósito de destruir España, facilito al Partido Popular unas instrucciones que he elaborado en el Más Allá para convertir ciudadanos normales de València en independentistas. Aunque, a decir de su buen hacer, no las necesitan: hace tiempo que las siguen al pie de la letra.

  1. Centralizar el estado después de una guerra a golpe de decretos de Nueva Planta.
  2. Prohibir los fueros, las leyes locales y la lengua propia de los valencianos.
  3. Quemar ciudades como Xàtiva en venganza de su resistencia.
  4. Provocar una guerra civil para instaurar una dictadura fascista y sangrienta en todo el país.
  5. Ensañarse, una vez más, con los territorios que lucharon en contra del fascismo, como València.
  6. Tratar de exterminar física y definitivamente nuestra cultura, lengua e identidad.
  7. Elaborar una Constitución de sustrato franquista e imposibilitar su modificación.
  8. Seguir maltratando la diversidad lingüística y cultural durante la democracia, especialmente en el País Valenciano.
  9. Negar infraestructuras fundamentales para nuestra economía como el eje mediterráneo.
  10. Desmantelar nuestro sistema financiero con la excusa de la crisis.
  11. Aplicar un sistema de financiación que nos obliga a pagar mucho más de lo que podemos y nos retorna mucho menos de lo que necesitamos.
  12. Ser el territorio que menos inversiones recibe en los Presupuestos Generales del Estado 2017.

NOTA: Es difícil de pronosticar el tiempo que necesita cada ciudadano para convertirse al independentismo. Los factores que condicionan esta conversión son muy variados, pudiéndose alargar o acelerar el proceso en función de éstos. En todo caso, la intensidad con la que últimamente se está oprimiendo a los valencianos bien podría comportar una conversión masiva, incluso de aquellos sujetos que llevan toda su vida “ofrenando nuevas glorias a España” sin saber muy bien porqué.

Afegeix un comentari

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *